El 8 de julio de 1947 el ejército de EE.UU. informaba de la captura en Roswell de los restos de una nave espacial de origen extraterrestre, junto a la recuperación de varios cadáveres de seres que no pertenecían a este mundo.

Ayer, 8 de julio, se cumpleron 72 años del suceso ufológico más importante de la historia, el Caso Roswell, el cual hace referencia a la colisión de una nave extraterrestre (una especie de globo, de acuerdo al informe oficial), en las cercanías de la ciudad de Roswell, en Nuevo México.

Ese día se publicó en diferentes diarios que el ejército estadounidense había capturado los restos de una nave espacial en un rancho en las cercanías de Roswell.

Walter Haut, el oficial de comunicación de la base aérea del Ejército en Roswell, emitió el comunicado de prensa, señalando que el personal del Grupo de Operaciones 509 había conseguido recuperar los restos de una nave espacial en forma de disco, la cual había colisionado en un rancho.

Los antecedentes de este suceso se remontan al mes de junio, cuando un grajero de Nuevo México, Mac Brazel, descubrió restos metálicos dispersos en su rancho en las cercanías de Corona, y el 5 de julio da parte a las autoridades.

El periódico Roswell Daily Record publicó que el extraño objeto tenía las dimensiones de una mesa, de un color plateado y caucho de color gris, pero que no habían conseguido localizar ningún tipo de pieza similar a la de algún motor.

Tras la publicación del comunicado oficial el 8 de julio, y la posterior visita a la zona de un alto mando militar, la versión cambia totalmente y se atribuyen los hechos al impacto de un «globo» del Proyecto Mogul, el cual sería usado para espiar a la URSS. Varios informes militares confirmaron esta versión.

Lo absurdo del caso es que después se aseguró que las pruebas empezaron en 1953, y no en 1947. Para poder salvar la credibilidad, los militares dijeron que «los testigos olvidan las fechas».

Dicha explicación podría ser creíble, sin embargo, el siniestro apareció fue publicado en un gran número de diarios americanos en 1947. Esta inmensa contradicción es la que ha generado gran polémica alrededor del Caso Roswell ¿Podrían estar ocultando algo mucho más allá?

Hasta el año 78, el incidente Roswell no tenía tanta atención, hasta que Stanton T. Friedman y William L. Moore, dos investigadores, compararon los resultados de varias entrevistas que cada uno llevó a cabo.

La versión oficial quedaba en obvia evidencia y se habría un camino para las hipótesis de un objeto volador no perteneciente a la Tierra, con la recuperación de diferentes cadáveres extraterrestres.

Para colmo, salieron a la luz testigos del incidente, como Barney Barnett, un ingeniero que aseguró haber visto cadáveres extraterrestres, uno de ellos agonizando, el cual comenzó a sollozar cuando fue descubierto.

Investigadores aseguran que al menos cuatro fueron recuperados. Para el año 95, el productor de televisión Ray Santilli, aseguró tener en su poder la película con autopsias practicadas a los cadáveres. A pesar de que hace unos años se dijo que eran falsos, recientemente, un informe de un miembro de la CIA confirmaba su veracidad.

Incluso, diferentes astronautas han denunciado que existe una organización gubernamental independiente y secreta al gobierno que hace experimentos con tecnología extraterrestre.

Uno de ellos fue el famoso piloto de Apolo, Edgar Mitchell, quién denunció que habían incidentes que no habían sido sacados a la luz. Lamentablemente, Mitchell falleció en el 2016, sin poder probar ninguno de sus argumentos.

Lo único que está claro es que, seguramente, el Caso Roswell seguirá siendo todo un misterio, y lo más probable es que nunca sepamos que sucedió realmente… ¿Qué opinas al respecto?

VER TAMBIÉN ▶ Ex agente de la CIA afirma que la autopsia extraterrestre de 1945 fue real (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here