Al menos unas 58 aves cayeron desde el cielo sobre una escuela en la capital costera de Australia Meridional. Lo que más sorprende del asunto, además es que estas sangraban sin ninguna explicación aparente de sus ojos y picos.

El extraño hecho ocurrió a las 14:30 hora local el pasado 10 de julio, en el patio de una escuela primaria mientras los alumnos se encontraban en la hora de descanso.

Las aves impactaron sobre la escuela en un estado moribundo, sangrando por ojos y picos, lo que generó el pánico entre los maestros y alumnos que vieron aterrorizados lo que sucedía.

La Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (mejor conocida por las siglas RSPCA), en conjunto con el Departamento de Medio Ambiente y Agua, se encuentra investigando este perturbador evento que ocurrió en la primaria One Tree Hill.

Decenas de aves Corellas del genero Cacatua, originarias de la zona, comenzaron a caer sin explicación alguna. Una de las testigos declaró al a diario The Courier Mail, que los voluntarios de rescate locales llegaron tan solo unos minutos después, y también quedaron anonadados por el hecho.

Sarah King, quien es fundadora de Casper’s Bird Rescue, declaró que ninguna de las aves sobrevivió. Se enteró del hecho debido a una llamada de un cuidador bastante angustiado que le dijo que, literalmente, las aves caían del cielo y de los árboles.

Por el momento no existe ningún informe que pueda explicarlas muertes de las aves, pero la experta piensa que lo más lógico es que se trate de alguna especie de envenenamiento.

King aseguró que los rescatistas habían llamado al Consejo Local para asegurarse que no era responsable, además mencionó que solo utilizaban herbicidas que no eran dañinos a los animales silvestres.

Desde que los rescatistas empezaron su labor, se encontraron sesenta aves, de las cuales cincuenta y ocho habían ya fallecido.

Cabe señalar que el Consejo de Medio Ambiente de la Asociación informó que las aves Corella se les consideraban como una «plaga» y no están protegidas.

Recientemente habían propuesto un nuevo plan para matar aves mediante el envenenamiento por gasificación, de acuerdo a The Courier.

Para el consejo, estas pequeñas aves corellas generan daños a la infraestructura de las ciudades, como los edificios, postes, semáforos, luces, fachadas de madera u autos. Además, provocan «daños» significativos a la vegetación, incluyendo árboles y cultivos.

Sin embargo, hasta el momento nadie se ha manifestado como el responsable del envenenamiento y no se tenía previsto nada cercano a la fecha. Por lo que aún no existe explicación para este extraño hecho.

VER TAMBIÉN ▶ La aterradora criatura vista antes de la explosión de Chernóbil (Video)

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here