Astrónomos han descubierto un mundo potencialmente habitable a solo 31 años luz de distancia, gracias a un telescopio de caza de planetas de la NASA.

A solo 31 años luz de distancia, se ha descubierto que uno de los mundos más cercanos jamás detectados podría albergar agua líquida en su superficie.

El Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito de la NASA, o TESS (un telescopio en órbita superpotente que explora el mundo en busca de mundos alienígenas) ha descubierto un nuevo planeta dando vueltas alrededor de una estrella cercana en la constelación de Hydra.

Cuando los astrónomos revisaron la estrella para confirmarlo, descubrieron dos mundos más orbitando alrededor de ella. Uno de esos planetas, llamado GJ 357 d, podría soportar agua líquida si resulta que tiene una atmósfera consistente y está hecho de roca.

Se encuentra entre los 45 exoplanetas más cercanos confirmados hasta la fecha, de un total de 4.025 planetas contados hasta ahora fuera de nuestro sistema solar.

Un mundo potencialmente acuoso

Este sistema planetario es el tercero más cercano identificado utilizando el método de “tránsito”, en el cual los telescopios observan pequeñas caídas en el brillo de una estrella que podrían ser causadas por un planeta que pasa frente a él.

El telescopio Kepler fue pionero en la técnica, aunque ha sido refinada por TESS. El prometedor planeta está en la “zona habitable” de su estrella, el rango de distancias en las que un mundo rocoso podría tener la temperatura superficial adecuada para que exista agua líquida.

“GJ 357 d se encuentra dentro del borde exterior de la zona habitable de su estrella, donde recibe aproximadamente la misma cantidad de energía estelar de su estrella que Marte del Sol”, ha explicado, Diana Kossakowski, miembro del equipo que descubrió el planeta, en un comunicado de prensa.

“Si el planeta tiene una atmósfera densa, lo que requerirá futuros estudios para determinarlo, podría atrapar suficiente calor para calentar el planeta y permitir el agua líquida en su superficie”, ha dicho Kossakowski.

La masa de GJ 357 d es al menos 6,1 veces la de la Tierra, y el planeta orbita su pequeña estrella cada 55,7 días. Sin embargo, los científicos no pueden decir mucho al respecto sin más estudios.

Hasta ahora, solo 24 de los exoplanetas que TESS ha detectado han sido confirmados. A principios de esta semana, los astrónomos confirmaron tres planetas cercanos detectados por el telescopio, incluida una “súper Tierra”, aunque se cree que ninguno tiene agua líquida.

Los científicos esperan que el telescopio identifique a miles de candidatos a exoplanetas antes de que finalice la misión. Algunos de ellos podrían ser habitables, incluido GJ 357 d.

“El equipo actualmente está enfocado en encontrar los mejores candidatos para confirmar mediante un seguimiento en tierra”, ha dicho Natalia Guerrero, quien administra el equipo del MIT que identifica a los candidatos a exoplanetas, en un comunicado de prensa de la NASA la semana pasada.

“Pero hay muchos más candidatos potenciales a exoplanetas en los datos que aún deben analizarse, por lo que realmente solo estamos viendo la punta del iceberg”.

VER TAMBIÉN ▶ Científicos sorprendidos al descubrir un peligroso Asteroide que acaba de “rozar” la Tierra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here