Parece ser que este 2019 está siendo el año de la censura y el avance del llamado Nuevo Orden Mundial. Y ahora, los teóricos de la conspiración están siendo marginados en todos los aspectos..

A principios de éste año 2019 nos encontramos con la noticia de que la plataforma YouTube estaba modificando su algoritmo de recomendación para evitar la propagación de los teóricos de la conspiración y de lo que ellos llaman “información falsa”.

En una publicación de su blog, la gigantesca plataforma dijo que estaba intentando reducir la difusión del contenido que “se acerca, pero no cruza la línea” de violar sus reglas de contenido.

YouTube, que históricamente había otorgado una amplia libertad a las preocupaciones sobre la libertad de expresión, cambiaba por completo su punto de vista sobre las teorías de la conspiración.

Pero esto solo era un simple avance de que lo que estaba por llegar. Hace escasos días, en junio, Google lanzo una actualización sorpresa llamada “Google Core”, la cual no tenía un enfoque específico claro.

Lo que ocurrió fue que miles de sitios de información como nosotros, hemos sufrido una gran pérdida de tráfico, pero las webs con contenido mayormente conspirativo, han sido relevadas a los últimos puestos, y otras, directamente han sido eliminadas.

Muchos somos los que alzamos la voz y señalamos el verdadero objetivo de esta misteriosa actualización: comenzar el Nuevo Orden Mundial.

Pero ahora, el “ataque” contra la comunidad conspirativa ha pasado del mundo cibernético al mundo real. El FBI considera a los teóricos de la conspiración como una amenaza de terrorismo doméstico.

El memorándum con fecha del 30 de mayo, al que ha tenido acceso Yahoo! News, declara que las autoridades federales creen que es muy probable que las teorías de conspiración políticas “basadas en la identidad y marginales” motiven a algunos terroristas nacionales a “cometer actividades criminales y a veces violentas”, ya que ciertas historias “apoyan tácitamente o legitiman acciones violentas”.

Este documento de 15 páginas es el “primer producto” del FBI que examina la amenaza de los extremistas domésticos impulsados ​​por las teorías de la conspiración y enumera los casos en que los sospechosos conspiraron o llevaron a cabo “violencia mortal” debido a falsas teorías marginales que habían encontrado en Internet.

Incluye el hombre armado que mató a 11 personas en el tiroteo de la sinagoga Árbol de la Vida en Pittsburgh en octubre pasado, y quien publicó una caricatura de la teoría de la conspiración del Gobierno de Ocupación Sionista en las redes sociales.

El documento del FBI también cita a Pizzagate, la teoría de que los agentes demócratas vinculados a Hillary Clinton dirigían una red de tráfico sexual de niños en un restaurante de pizzas en Washington D.C.

“El FBI evalúa que estas teorías de conspiración probablemente surgirán, se difundirán y evolucionarán en el mercado moderno de la información, ocasionalmente impulsando a grupos y extremistas individuales a llevar a cabo actos criminales o violentos”, señala el documento.

“Estos objetivos son objeto de campañas de acoso y amenazas por parte de los partidarios de la teoría, y se vuelven vulnerables a la violencia u otros actos peligrosos.”

También hay que señalar que son muchos los que creen que las “acciones violentas” son provocadas por las agencias gubernamentales, y así poder justificar sus actos indiscriminados contra la sociedad.

Llegados a este punto, lo mejor que se puede hacer es ser espectadores de como se gesta el control de la población. Solo hay que recordar la obra maestra de John Carpenter “Están vivos (They Live)”: “Calla, no pienses, sométete, obedece, el dinero es tu único dios.”

¿Todos los teóricos de la conspiración somos ahora terroristas en potencia? ¿Estamos realmente a las puertas del Nuevo Orden Mundial? Mira el siguiente video y déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ ¡Google nos espía! Admiten escuchar conversaciones de usuarios (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here