Investigadores descubrieron que la inversión de los polos magnéticos que ocurrió hace 780.000 años duró mucho más de lo que pensaba, por lo que rescribiría todo lo que se conoce actualmente sobre el escudo protector de la Tierra.

Usando los registros volcánicos para estudiar la última inversión de los polos magnéticos terrestres de hace 780.000, se descubrió que el fenómeno duró mucho más tiempo de que se creía hasta la fecha.

Esto implicaría que el campo magnético del planeta fue mucho más débil por un período más extenso. El campo magnético terrestre se ha invertido en muchas ocasiones durante los últimos 2.5 millones de años.

Los expertos conocen que la última vez sucedió en la edad de piedra, pero no se sabe realmente cuando podría suceder de nuevo.

Pero un nuevo estudio hecho basado en las secuencias de lava que fluyó en un periodo cercano e la última inversión magnética para medir cuanto duró el evento.

La conclusión fue la siguiente: duró 22.000 años. Mucho más que los 1.000 a 10.000 años que se creía.

Bradley Singer, profesor de geociencia de la Universidad de Wiscons-Madison, declaró que al estudiar un volcán ubicado en Chile en 1993, descubrió secuencias de flujos de lava en donde se había registrado parte del proceso de inversión.

Al momento de datar la lava, se dio cuenta que había direcciones extrañas y transitorias del campo magnético en las secuencias. Estos registros son realmente extraños, convirtiéndolo en una de las pocas personas que han conseguido datarlo.

Desde ese momento, el especialista se ha dedicado a explicar mucho mejor los tiempos de las inversiones magnéticas de los polos.

No hace falta recordar que durante la inversión de los polos magnéticos, el campo magnético que protege nuestro mundo de la radiación solar se hace mucho más débil.

La extensa duración solo significa que nuestro escudo protector es mucho más complejo del que creemos y, en promedio, mucho menos efectivo por largos periodos de tiempo.

Así lo dio a entender el profesor de geofísica de la Universidad de Rochester, John Tarduno. A pesar de no haber estado involucrado en el estudio, si cree que los efectos reales de la inversión de los polos magnéticos aún es un tema de debate.

Si la duración de los polos se extiende hasta 10.000 años más de lo que se creía, esto podría traer consecuencias terribles para los seres de la Tierra, como mutaciones genéticas o un estrés adicional en ciertas criaturas o plantas.

Incluso, podríamos hablar de extinciones masivas por la exposición a luz ultravioleta. Además de la gran cantidad de fallos que ocasionaría en la sociedad moderna, afectando a un porcentaje casi total de los aparatos actuales.

¿Qué opinas sobre esto? Déjanos tu comentario más abajo. A continuación te dejamos un video que, a pesar de estar en inglés, explica el evento.

VER TAMBIÉN ▶ Julio de 2019: el mes más caluroso de la historia (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here