El Imperio de Aksum aún es un enigma en la historia de la humanidad, una página desconocida que terminó por una misteriosa Reina que la destruyó…

De acuerdo a lo poco que se sabe sobre el Imperio Aksum de Etiopía, fue uno de las cuatro civilizaciones más poderosas del mundo antiguo, quien usó al Mar Rojo y al Nilo como sus rutas comerciales, transformándolo en el más grande de este rubro.

Sin embargo, a finales del siglo X d. C., el mundo sería testigo de su caída a manos de una misteriosa reina que lo invadió desde el Sur.

Las leyendas hablan de una poderosa emperatriz que ordenó la destrucción de los campos, iglesias y monumentos, usurpó el trono del Rey e intentó asesinar al resto de la familia real.

Toda esta historia pareciera encajar perfectamente con los pocos registros que se tienen sobre Aksum, sin embargo, ningún historiador se pone de acuerdo con este relato.

Para comenzar, todos mencionan un nombre distinto. Aunque se le conoce como Gudit, Judit, Yodit, Judith o similares, también la han llamado ‘Esato en Amhárico y Ga’ewa en Teltal.

Además de esas, también hay otras incongruencias que rodean la historia de la reina Gudit; un ejemplo de ello es la tradición etíope, donde se sugiere que pertenecía la religión judía, adoptada de su marido.

Esto se cuestionó cuando se sugirió que la mujer se había convertido a una especie de religión indígena de África y Etiopía. Por lo que el odio que sentía hacia Aksum ha sido interpretado como la defensa a la invasión de sus territorios por el cristianismo.

Otra interpretación menciona que Gudit no era judía, ni pagana, sino una cristiana. De hecho, se cuenta que perteneció a la familia real de Aksum y tenía derechos para optar por el trono que alcanzó después de luchar por la sucesión.

Por lo tanto, la representación de la reina «judía» que se conoce, podría no ser más que una simple metáfora. Gudit pudo ser conocida como judía debido a sus acciones «anticristianas».

Pero una de las interpretaciones más conocidas de Gudit proviene de la obra de Ibn Hawqal, escritor árabe contemporáneo. En su visión, la reina ya gobernaba Etiopía desde hacía 30 años al momento de escribir «ūrat al-‘Ar» (La faz de la Tierra) en 977 d. C.

Hawqal la describe como la gobernante, no solo de Etiopía, sino de tierras del Sur y al Oeste, también asegura que creó relaciones con el gobernante de Yemen. Pero esta visión se contradice con la tradición Etíope.

A esto se le suma que en ningún momento dice el nombre de la reina, pero el hecho de que escribiese el libro en la época de Gudit, hace posible que la misteriosa reina de su historia sea la misma que la de las leyendas.

Independiente de cuál es su verdadero origen, algo está claro; su reinado fue el comienzo de la dinastía Zagwe, la cual gobernó en Etiopía durante 300 años.

Si Gudit era parte de tal dinastía, o fue su fundadora, es todo un misterio. La dinastía Zagwe terminó en el siglo XII, cuando el último gobernante fue derrocado por Yekuno Amlak, quien aseguraba ser descendiente del último gobernador de Aksum.

¿Quién fue esta misteriosa reina? ¿Por qué se sabe tan poco sobre ella? Mira el siguiente video y déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ El misterio de las huellas gigantes de Pingyan (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here