Una estructura artificial similar a un rostro gigantesco de un alien “gris” ha sido descubierta en la Antártida a través de Google Earth.

El usuario de Instagram “ufo_scandinavia” publicó unas imágenes la semana pasada que muestran la extraña anomalía que surge de la nieve.

En el video en cuestión se puede ver como alguien amplia la imagen de Google Earth. La estructura parece tener boca, nariz y al menos un ojo, mientras que el otro parece haberse erosionado. La anomalía se encuentra justamente en 72°00′ 36.00» S, 168° 34′ 40.00» E.

Miles de usuarios han visto el video desde que fue publicado el 20 de agosto y muchos ofrecieron sus explicaciones para la extraña formación, coincidiendo en que la enorme estructura es una especie de megaestructura construida para las antiguas civilizaciones de la Antártida. Y el derretimiento del hielo podría haber revelado al mundo tales formaciones.

También relacionan este descubrimiento con la de varias pirámides en la Antártida. Expertos en la materia dijeron que tales pirámides son obra de civilizaciones antiguas o extraterrestres.

Por lo general, cuando se menciona el tema de las entidades anómalas en la tundra sur de nuestro planeta, también se mencionan las expediciones antárticas del almirante Richard Byrd, la Operación Highjump y Deep Freeze.

Entre la época de la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial, el almirante Richard E. Byrd, de la Marina de los EE. UU., fue pionero en la exploración de ambos polos. Después de una multitud de viajes a los territorios árticos, hay una historia de Byrd que llama la atención:

Su vuelo récord sobre el Polo Norte. Según un capítulo en el diario escrito durante su vuelo polar, Byrd encontró un clima cálido y exuberante con criaturas parecidas a mamuts y una antigua raza humana que había estado habitando en el interior de la Tierra.

Su avión fue interceptado en el aire y obligado a aterrizar por algún tipo de entidad, lo que algunos creen que eran extraterrestres antárticos o una raza de entidades que viven dentro de la Tierra.

Al aterrizar, fue recibido por emisarios de alguna civilización previamente desconocida, quienes expresaron su preocupación por el uso de bombas atómicas por parte de la humanidad durante la Segunda Guerra Mundial y nombraron a Byrd como su embajador para regresar a Estados Unidos y transmitir su mensaje.

La verdad es que tanto la estructura hallada en la Antártida como la historia del almirante Byrd parecen demostrar la existencia de antiguas razas extraterrestres en el continente más austral de la Tierra.

Pero otros tienen una explicación más mundana, sería una estructura puramente natural y aleatoria, simplemente hielo con grietas. Entonces se trataría de una pareidolia, el fenómeno de ver caras, figuras o formas en patrones y lugares donde no los hay.

Sin duda se trata de una formación muy curiosa, que tal vez sea una pareidolia, pero también podría ser una estructura de origen extraterrestre y demuestra de una vez por todas como hay una entrada al interior de la Tierra. ¿Cuál es tu opinión?

VER TAMBIÉN ▶ El Pentágono activará el comando espacial el 29 de Agosto (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here