El 30 de agosto del 2019, el Observatorio Astrofísico de Crimea detectó lo que, en apariencia, sería un cometa o asteroide alargado como el ya famoso Oumuamua.

El astrónomo aficionado ruso Guennadi Borísov puede haber detectado un objeto de fuera de nuestro sistema solar, según un anuncio del Minor Planet Center (MPC), de la Unión Astronómica Internacional. Se trata del cometa C/2019 Q4.

Este sería el segundo objeto interestelar descubierto en la historia, después del asteroide conocido como ‘Oumuamua y avistado en 2017.

Según explicó Borísov, que trabaja en el Instituto Astronómico Sternberg, de la Universidad Estatal de Moscú, el objeto fue detectado en las primeras horas del 30 de agosto.

“Tal como lo veo, su forma es ovalada”, escribió en un foro especializado el 1 de septiembre. Añadió una animación y varias fotografías del objeto, en las que se ve una cola de polvo o gas.

La verdadera trayectoria del cometa podrá ser reconstruida solo después de más observaciones. Los investigadores opinan que no es cerrada alrededor del Sol.

Lo que diferencia a C/ 2019 Q4 de casi cualquier otro cometa es la excentricidad de su órbita. La excentricidad mide cuánto se desvía una órbita de un círculo perfecto, que tiene una excentricidad de 0.

Las órbitas elípticas, típicas de planetas, asteroides y cometas, tienen excentricidades entre 0 y 1. Las parábolas son iguales a 1, y una excentricidad mayor que 1 indica una órbita hiperbólica.

“Fuimos algo cautelosos en cuanto a si era hiperbólico o no. En el transcurso de los últimos días, se hizo cada vez más evidente que tiene una trayectoria hiperbólica”, aseveró a Forbes Matthew Payne, del MPC. Según una simulación de la trayectoria del cometa, pasará entre las órbitas de Júpiter y Marte.

Según las observaciones actuales, la excentricidad de C/ 2019 Q4 es de aproximadamente 3,2, definitivamente hiperbólica. Se espera que el cometa interestelar se aproxime a la Tierra el 10 de diciembre a una distancia de alrededor de 1,8 unidades astronómicas. Estará dentro del sistema solar durante unos seis meses.

Los astrónomos tienen una oportunidad sin precedentes para estudiar un objeto potencialmente interestelar con gran detalle durante un largo período de tiempo.

Basado en la magnitud actual del cometa y la distancia del Sol, parece ser un objeto bastante grande, tal vez 10 kilómetros o más de ancho, dependiendo de la reflectividad de su superficie.. ¿Qué opinas al respecto? Déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ Descubren por primera vez agua en un planeta potencialmente habitable

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here