Un objeto inusual detectado que surcó el cielo el mes pasado fue un cometa que se originó fuera del sistema solar, lo que lo hace el segundo objeto interestelar observado en cruzar nuestro sistema solar.

Ha sido nombrado 2I/Borisov por el Centro de Planetas Menores de la Unión Astronómica Internacional. Las observaciones del Grupo de Dinámica del Sistema Solar del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA han respaldado que este cometa tiene la órbita más hiperbólica de los miles de cometas conocidos.

“La órbita ahora es suficientemente conocida y el objeto tiene un origen interestelar inequívoco”, según un comunicado de la IAU, que ha designado el objeto como el segundo objeto interestelar, 2I.

Fue visto por primera vez el 30 de agosto, casi dos años después de que el primer visitante interestelar detectado en nuestro sistema solar, conocido como ‘Oumuamua, fuera encontrado en octubre de 2017. Interestelar significa que el objeto se originó fuera de nuestro sistema solar.

Y pronto tendremos la oportunidad de conocer mejor el cometa, porque debe ingresar a la parte interna de nuestro sistema solar el 26 de octubre.

Para verlo ahora a través de telescopios desde la Tierra, el cometa aparece cerca del sol. Será visible a través de telescopios profesionales durante meses.

El cometa se dirige hacia nuestro sol y ahora está a 418 millones de kilómetros de distancia. Se acercará más a la Tierra, 305 millones de kilómetros, el 8 de diciembre.

“La velocidad actual del cometa es alta, aproximadamente 149.669 km/h, que está muy por encima de las velocidades típicas de los objetos que orbitan el Sol a esa distancia”, dijo Farnocchia.

“La alta velocidad indica no solo que el objeto probablemente se originó fuera de nuestro sistema solar, sino que también se irá y regresará al espacio interestelar”.

El objeto fue designado como un cometa porque parece borroso. Los cometas tienden a verse borrosos porque están helados y liberan polvo a medida que se acercan al sol. ‘Oumuamua solo tuvo una visita rápida con nosotros en 2017. La estadía de este cometa debería ser un poco más larga.

“El objeto alcanzará su máximo brillo a mediados de diciembre y seguirá siendo observable con telescopios de tamaño moderado hasta abril de 2020”, dijo Farnocchia.

“Después de eso, solo será observable con telescopios profesionales más grandes hasta octubre de 2020”. ¿Qué opinas al respecto? Déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ Reto: llegar a Marte en 193 segundos con tecnología Warp Drive (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here