El 11 de noviembre de 1979, un avión con 109 pasajeros realizó un aterrizaje de emergencia por la presencia de un OVNI. Inmediatamente, un caza militar despegó para interceptar el objeto..

Aquella noche, el vuelo JK-297 de la ya desaparecida compañia TAE, un Supercaravelle con 109 pasajeros más la tripulación a bordo, tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Manises, en Valencia.

El piloto, que acababa de despegar de Mallorca con rumbo a Tenerife, obervó unas luces rojas que se aproximaban peligrosamente al avión. Inquieto, el piloto alertó de lo que estaba sucediendo, pero ni el centro de control de Barcelona ni el de Madrid detectaban nada en el radar.

Era la primera vez en la historia que un avión comercial se veía obligado a aterrizar de emergencia debido a un avistamiento OVNI, ya que el no identificado estaba violando todas las normas básicas de seguridad aérea.

A las 0:40 horas, un Mirage del Ejército despegó de una base de Albacete, y en 8 minutos ya sobrevolaba Valencia. Su piloto, no tardó en encontrarse con esa gran luz roja, que permanecía estática sobre el aeropuerto de Manises.

El caza pidió permiso para entrar en velocidad supersónica, pero en cuanto se acercó un poco más, el objeto igualó su velocidad. Lo persiguió hasta Zaragoza, y ahí abandonó la persecución.

Pideron al piloto que sobrevolara la zona de Sagunto, donde también se veían unas luces extrañas. La falta de combustible le hizo retornar a la base, pero esa noche pudieron ser avistados cuatro objetos en total.

El misterioso “caso Manises” tuvo un gran impacto mediático. Desclasificado por el Ejército del Aire en 1980, todavía está envuelto en muchos misterios..

VER TAMBIÉN ▶ Las caras de Belmez : “el fenómeno paranormal más importante del mundo”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here