Tal vez hay otros mundos paralelos, incluso con diferentes versiones de nosotros mismos, diferentes historias y resultados alternativos de lo que hemos experimentado.

Esto no es solo ficción, sino una de las posibilidades más emocionantes que plantea la física teórica. Es más, el pasado mes de julio los científicos del Laboratorio Nacional Oak Ridge, en Oak Ridge, Tennessee, probaron un equipo que les permitió vislumbrar por primera vez un universo paralelo.

De acuerdo con Leah Broussard, la física que dirigió el proyecto, su intención era revelar un mundo oculto. Pero ahora ha surgido una nueva teoría, llamada “muchos mundos paralelos interactuando”.

La teoría sugiere no solo que existen mundos paralelos, sino que interactúan con nuestro mundo en el nivel cuántico y, por lo tanto, son detectables.

La teoría es una ampliación de la interpretación de muchos mundos en mecánica cuántica, una idea que postula que todas las historias y futuros alternativos posibles son reales, cada uno representando un mundo real, aunque paralelo.

Sean Carroll, físico teórico del Instituto Tecnológico de California, apoya la teoría de muchos mundos. Es el tema de su nuevo libro, “Algo profundamente oculto (Something Deeply Hidden)».

«Es absolutamente posible que haya múltiples mundos en los que tomaste diferentes decisiones”, dijo Carroll a NBC News.

“Simplemente obedecemos las leyes de la física. ¿Cuántas versiones tuyas podría haber? No sabemos si el número de mundos es finito o infinito, pero ciertamente es un número muy grande. De ninguna manera son como las cinco.”

Carroll es consciente de que la interpretación de muchos mundos suena como algo sacado de una película de ciencia ficción. Pero está convencido con la idea de que no es más que uno de los muchos Sean Carrolls corriendo en versiones alternativas de la realidad.

El concepto de una sola persona que se extiende desde el nacimiento hasta la muerte siempre fue solo una aproximación útil, y para el físico la interpretación de muchos mundos simplemente extiende esa idea: “El mundo se duplica y todo en el mundo se va junto con eso”.

La interpretación de muchos mundos plantea todo tipo de preguntas desconcertantes sobre las múltiples versiones de la realidad y sobre las múltiples versiones de ti que existen en ellas.

Carroll tiene algunas respuestas. Si constantemente aparecen nuevos universos, ¿no se está creando algo de la nada, violando uno de los principios más básicos de la física?

No es así, según Carroll, ya que parece que solo estás creando copias adicionales del universo. Es mejor pensar que toma un universo grande y grueso y lo corta.

“¿Por qué experimentamos una realidad particular, pero ninguna de las otras?”, continúa diciendo Carroll. “¿En qué otro te encontrarías? Es como preguntar por qué vives ahora en lugar de en otro momento. Todos en cada mundo piensan que están en ese mundo.”

Carroll también tiene una respuesta decepcionante para una de las preguntas más convincentes de todas: ¿Podría cruzar y visitar una de las otras realidades y compararte con una versión alternativa de ti mismo?

“Una vez que los otros mundos surgen, siguen su propio camino”, asegura Carroll. “No interactúan, no se influyen entre sí de ninguna forma. Cruzar es como viajar más rápido que la velocidad de la luz. No es algo que puedas hacer.»

Una crítica a la interpretación de muchos mundos propuesta por Carroll es que, si bien ofrece una forma diferente de pensar sobre la realidad en la que vivimos, para algunos científicos no ofrece nuevas ideas sobre cómo funciona la naturaleza.

“No tiene ningún contenido», dice el físico Christopher Fuchs, de la Universidad de Massachusetts. Fuchs ofrece una teoría alternativa llamada bayesianismo cuántico, un camino de regreso a una realidad única pasada de moda.

Argumenta que el universo cambia cuando lo miras no porque estés creando nuevos mundos sino simplemente porque la observación requiere interactuar con tu entorno. No hay citas, no hay otras vidas para ti.

“De esta manera, la medición se degrada de ser algo místico a ser algo tan mundano como cruzar una calle concurrida: es una acción que puedo tomar que claramente tiene consecuencias para mí”, explica Fuchs.

Pero a Carroll no le afecta estas críticas y explicaciones alternativas, que considera demasiado complicadas y no respaldadas por datos.

Reconoce que la noción de múltiples realidades puede ser desconcertante. Pero para él, el concepto subyacente de muchos mundos es “nítido, claro, hermoso, simple y puro”.

Todo parece indicar que nuestras propias acciones afectarían directamente a nuestros diferentes “yo” en realidades paralelas. Entonces las decisiones tomadas por nuestros “yo” también nos afectarían.

Dicho esto, ¿cómo sería tu vida si tomas diferentes decisiones? Tal vez algún día puedas ver uno de estos mundos alternativos y descubrirlo.

VER TAMBIÉN ▶ Desarrollan método para alimentar a un millón de personas en Marte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here