La Serpiente Emplumada (Quetzalcóatl) es una divinidad presente en la mitología de numerosos pueblos prehispánicos de Mesoamérica.

Entre los aztecas y los toltecas, esta divinidad se llamaba Quetzalcóatl, y para los mayas se la conocía como Kukulcan. Era un dios muy venerado que se creía que traía buenas noticias y civilización a la humanidad.

Su papel preeminente en la antigüedad es evidente por el hecho de que no solo templos enteros, sino de hecho ciudades enteras fueron construidas como centros de culto para esta entidad.

La más conocida de estas puede ser la pirámide de Kukulcán en Chichén-Itzá.

El por qué los mayas hace unos mil años construyeron una pirámide, con el propósito de adorar a una serpiente, no tiene mucho sentido para la gente moderna, que tiende a ver a una serpiente como un reptil de bajo nivel.

En el Popol-Vuh, la Serpiente Emplumada fue vista como el Dios creador central. Según la tradición, también sabemos que la Serpiente Emplumada, entre otros roles, era considerada como la portadora de la civilización y el calendario.

Ellos pensaban que cuando la Serpiente Emplumada desapareciera, sus civilizaciones sufrirían, pero que cuando volviera, renacerían y florecerían. Por esta razón, era un dios muy querido.

Lo que los antiguos pueblos de Mesoamérica sabían era que la historia, incluido el surgimiento y la caída de las civilizaciones, fue impulsada por las olas de la creación.

De hecho, hubo nueve oleadas de creación que crearon el universo y la dirección preestablecida de su evolución.

La razón por la que la Serpiente Emplumada se llamaba 9 Viento era porque había nueve ondas sinusoidales que creaban vientos espirituales correspondientes a nueve niveles de creación, simbolizados por las pirámides.

Lo que los pueblos antiguos sabían eran las nueve ondas subyacentes en el campo cuántico que impulsaban la evolución del universo, nuestro planeta y la humanidad.

Todo su calendario se desarrolló para trazar los movimientos de esta Serpiente Emplumada.

La Serpiente Emplumada, es decir, el movimiento ondulatorio de la creación que genera el ascenso y la caída alternantes de las civilizaciones, no es un mito.

Los pueblos antiguos sabían que la historia ‘subía y bajaba’, y a veces, intentaban trazar este movimiento en términos mitológicos.. ¿Qué opinas? Mira el siguiente video y déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ► Arqueólogos descubren los “Tesoros Perdidos Atlantes” en Creta (Video)

3 Comentarios

  1. En muchas historias se recalca que era Jesús, el mensaje que recibieron de él fue que deberían ser prudentes como una serpiente y mansos como una paloma. De allí combinaron este mensaje en una representación de lo que se conoce como La Serpiente Emplumada.

  2. La serpiente emplumada significa también el despertar de la consciencia en el ser humano, es la kindalini humana y planetaria, es la serpiente emplumada que todos esperamos despierte la consciencia a una dimensión mas elevada.

  3. De aquí surgen los reptilianos encabezados por satanás quien gobernaba en la tierra en la época de los reptiles…cuando Dios destruyó a los dinosaurios, satanás se enfureció y se vengó con la creación de Dios…los humanos Adán y Eva y satanás se manifestó como una serpiente para hacerlos desobedecer a Dios. Y continuamente en la historia se hace referencia al gran dragón como satanás. El es el rey de los reptilianos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here