Más de 11.000 expertos de todo el mundo se han unido para pedir soluciones a la ’emergencia climática’ que se nos viene, incluido el control de la población.

El futuro se presenta desolador. Así lo ven más de 11.000 científicos en un artículo en el que advierten del sufrimiento al que se puede enfrentar la vida en la tierra si no se toman medidas inmediatas para tratar de mitigar la crisis climática.

“Se necesita un inmenso aumento de escala en los esfuerzos para conservar nuestra biosfera”, comentan.

El artículo, publicado este martes en la revista Bioscience y firmado por más de 11.258 investigadores científicos de 153 países diferentes, conmemora los cuarenta años de la primera Conferencia Mundial sobre el Clima de Ginebra, en 1979.

Además, pone de manifiesto los escasos triunfos que se han conseguido desde entonces para revertir una situación que, por entonces, ya se tildaba de “alarmante”.

Aunque destacan que desde entonces se han conseguido avances en cumbres históricas como las de Rio (1992), Kioto (1997) y París (2015), los investigadores recalcan que “las emisiones siguen aumentando rápidamente, con efectos cada vez más perjudiciales en el clima de la Tierra”.

En ese sentido, los expertos señalan en esta publicación que “la crisis climática está estrechamente vinculada al consumo excesivo del estilo de vida de los países ricos”, a los que consideran “los principales responsables de las emisiones históricas de gases de efecto invernadero (GEI)”.

“A pesar de 40 años de negociaciones climáticas mundiales, con pocas excepciones, generalmente hemos llevado a cabo los negocios como de costumbre y en gran medida hemos fallado en abordar esta situación”, valoran.

“La crisis climática ha llegado y se está acelerando más rápido de lo que la mayoría de los científicos esperaban. Es más severo de lo previsto, amenaza los ecosistemas naturales y el destino de la humanidad”

Los miles de científicos signatarios de este informe reclaman también cambios en las formas de vida para poder asegurar un futuro digno.

“Como la alianza de científicos del mundo, estamos listos para ayudar a los tomadores de decisiones en una transición justa hacia un futuro sostenible y equitativo”.

“Instamos al uso generalizado de signos vitales, lo que permitirá a los encargados de formular políticas, al sector privado y al público comprender mejor la magnitud de esta crisis, seguir el progreso y realinear las prioridades para aliviar el cambio climático”, zanjan.

VER TAMBIÉN ▶ Julian Assange, una vida que se apaga lentamente (Video)

1 Comentario

  1. Sutilmente se está induciendo a las poblaciones a entender que probablemente serán diezmadas dentro de un lapso de tiempo relativamente corto.
    Hace pocas décadas se comenzó a mencionar el hecho de que la población humana de Tierra estaba sobrepasando el límite superior aceptado.
    No es simple literatura lo expresado en una de las partes del manual del “experimento humano”, el denominado Libro del Apocalipsis de San Juan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here