En octubre de este mismo año, el Ejército estadounidense hizo pública su colaboración con TTSA. Ahora, el gobierno otorgará un presupuesto de 750.000 dólares al proyecto.

To The Star Academy -TTSA-, la organización UFO de Tom DeLonge, el ex baterista de la banda de pop punk Blink 182, se encuentra en boca de todos debido al material extraterrestre que dijo poseer.

Sin embargo, aunque mucha gente los acusó de simple charlatanes, el mes pasado, el ejército de Estados Unidos dio a conocer su colaboración con la organización, sorprendiendo a todos.

Después de esta noticia, muchos expertos expresaron que lo que poseía la organización no eran más que muestras de meteoritos. Rápidamente, TTSA demostraron que no era así.

El propio DeLonge y Jeffrey L. Langhout, director del Centro de Sistemas de Vehículos Terrestres CCDC del Ejército estadounidense, firmaron un acuerdo para estudiar los metamateriales para desarrollar la tecnología del país.

Aquellos que, incluso, se burlaron de DeLonge y su obsesión por los extraterrestres quedaron con la boca abierta ante este hecho. Y para hacer más «interesante» el asunto, a través de Black Vault se filtró el acuerdo firmado.

El acuerdo de colaboración entre el Ejército y TTSA

A pesar de que el documento no revela exactamente la procedencia de los materiales o qué tipo de tecnología han adquirido To The Star Academy, ya tenemos las declaraciones de Luis Elizondo.

Quien en otrora fuera director del proyecto secreto del Pentágono para el estudio de OVNIs, declaró a diferentes medios de comunicación que, efectivamente, estos materiales procedían más allá de nuestro Sistema Solar.

El contrato también revela que todos los materiales extraterrestres serán analizados en instalaciones del gobierno y que su propósito es aplicarlo para la defensa del país.

Para ello, la gestión ha destinado un presupuesto inicial de 750.000 de dólares únicamente al estudio de la tecnología extraterrestres.

Entre los pedidos del gobierno está conseguir reducir la masa inercial, los metamateriales mecánicos, guías de propulsión de energía transmitida, entre otros.

Además, asegura que después de la finalización del estudio, el gobierno se compromete en devolver los materiales a la organización. Algo que en el pasado no se había dicho.

De hecho, diferentes portales de internet declararon que el gobierno solicitaba estrictamente conservarlos en su poder por «seguridad».

También se filtró que varios de los materiales se tratan de unas misteriosas rocas que un militar encontró después del incidente Roswell.

El militar mantuvo oculta las rocas a todos sus superiores y, según Elizondo, este material no se ha encontrado más en la Tierra, por lo que no fueron creadas en este mundo.

A esto se le suma una serie de características únicas que coinciden con los testimonios de los testigos del polémico suceso.

Entre ellas están propiedades antigravitacionales. Un material que, según cuenta, era una obsesión de Adolf Hitler durante su régimen nazi.

Parecen ser muchas casualidades para tratarse de otra simple teoría de la conspiración, pero también es extraño lo público que lo han hecho. Sin embargo, lo más prudente es seguir esperando y ver como procede la investigación. ¿Qué opinas al respecto?

¿Crees que la asignación de un presupuesto termine de convencer a los escépticos de que se trata realmente de material extraterrestre? ¿O será simple «marketing»?

VER TAMBIÉN ▶ Nave extraterrestre y estructuras en la cara oculta de la Luna (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here