La Universidad de Manitoba, en Canadá, ahora cuenta con más de 30.000 archivos oficiales relacionados con los OVNIs, los cuales fueron donados por un científico y ufólogo.

Chris Rutkowski, escritor científico y divulgador de la teoría extraterrestre de Canadá, ha donado más de 20.000 informes que incluye todos los avistamientos OVNIs en Canadá durante los últimos 30 años.

También se encuentran otros 10.000 documentos que relacionan al gobierno canadiense con avistamientos OVNIs, de acuerdo a lo que mencionó en un comunicado la propia universidad.

Muchos de estos informes hablan exclusivamente del «Incidente de Falcon Lake», también conocido como el posible incidente OVNI mejor documentado de Canadá.

Rutkowski, incluso, asegura que este incidente está mejor documentado que el incidente de Roswell, en Estados Unidos, ya que esa nación se niega a decir que ocurrió algo.

A diferencia del incidente de Falcon Lake, donde si existe un testigo que resultó afectado seriamente.

El incidente Falcon Lake

Este suceso ocurrió en el año 67, un 20 de mayo. En ese momento, un geólogo aficionado llamado Stefan Michalak se encontraba en la búsqueda de cuarzo en las cercanías del lago Falcon, ubicado en Manitoba.

Durante la búsqueda, el hombre se vio sorprendido por una bandada de gansos que parecían huir despavoridos de algo.

Cuando alzó la vista para ver que escapaban, notó dos objetos muy brillantes con forma de cigarro.

Uno de los objetos sobrevoló a toda velocidad, mientras que el otro aterrizó en una pendiente rocosa que se encontraba en las cercanías.

Michalak dibujó bocetos sobre las naves que había visto. Bocetos que ahora pertenecen a la Universidad de Manitoba.

El aire que desprendían los objetos tenían un olor a azufre y la nave emitía una especie de zumbido y silbido agudo. Michalak intentó tocar la nave, pero estaba tan caliente que quemó el guante que tenía.

Lo más escalofriante es que, desde su interior, se escuchaban voces, o algo similar.

El geólogo se acercó a la puerta abierta, esperando ver militares estadounidenses. En su lugar solamente vio paneles de control con diferentes luces antes de que la puerta se cerrara en su cara, rociando gas caliente hacia su abdomen.

Aquello provocó que su camisa y sombrero se prendieran en fuego, dejándole quemaduras de primer grado en el estómago y marcas como una especie de rejillas.

El Hospital de Winninpeg se encargó de cuidar a Michalak durante su recuperación, ahí las marcas de quemadas se convirtieron en ronchas y padeció fuertes dolores de cabeza, pérdida de la conciencia y diarrea durante los días que estuvo internado.

Al salir del hospital, Michalak denunció el suceso, pero las autoridades decidieron hacerle pruebas físicas y psicológicas, las cuales salieron totalmente positivas para el geólogo.

A pesar de que poca gente creyó en Michalak, años más tarde se encontró una especie de metal que, supuestamente, pertenecía a una de las naves que vio durante el suceso.

La pieza de metal tenía niveles de radiación bastante altos y nunca pudieron determinar su procedencia.

Documentos totalmente públicos

Todos los archivos entregados por Rutkowski, incluyendo el incidente de Falcon Lake y los otros cientos restantes se encontrarán totalmente disponibles para el público muy pronto.

Serán ubicados en los Archivos y Colecciones especiales de la Universidad, para que cualquier persona que quiera leerlos de primera mano pueda hacerlo.

Además, la universidad también ha lanzado una campaña de crowdfunding para ayudar digitalizar cada uno de estos documentos e incluirlos en su página web.

VER TAMBIÉN ▶ Los cráneos imposibles para la ciencia: ¿existió otra humanidad? (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here