Han sucedido eventos relacionados con OVNIs que no son tan conocidos como otros, pero que no dejan de ser inquietantes. Ese es el caso del OVNI que sobrevoló la Base Aérea de Soesterberg.

MUFON, conocida como la organización número uno en la investigación y difusión de los fenómenos OVNIs y todo lo relacionado con la ufología, dio a conocer recientemente un nuevo testimonio.

Esta vez procedente de los Países Bajos, donde un militar relató el encuentro que la base Aérea de Soesterbeg tuvo con un OVNI, el cual los afectó más de lo que cualquiera pudiera pensar.

El evento sucedió el 17 de febrero del año 1991, durante la madrugada de ese día, relata que junto a un compañero, se encontraban haciendo guardia.

De un momento a otro, los dos fueron testigos de una extraña luz en el cielo que brillaba con mucha intensidad a una distancia aproximada de 30 kilómetros.

La extraña luz hizo una maniobra extrema y en cuestión de segundos se ubicó sobre sus cabezas, solo ahí pudieron identificarla como una especie de objeto volador.

Los dos soldados estaban totalmente sorprendidos, pues la maniobra que acaba de hacer era imposible, no solo para un avión terrestre, sino para cualquier humano, ya que la velocidad les hubiese matado.

El OVNI estuvo inmóvil en el cielo, situado justo sobre ambos militares. De acuerdo a sus declaraciones, este no emitía sonido alguno, ni siquiera tenía una forma que puede explicarse.

De hecho, lo único definido en él eran los círculos que lo rodeaban, que brillaban en el sentido contrario a las agujas del reloj.

Dichos puntos, al cabo de unos minutos, empezaron a brillar a toda velocidad y el objeto se esfumó, de un segundo a otro.

Sin embargo, lo peor para los militares no fue el miedo de haber presenciado una aeronave que, obviamente, no tenía procedencia terrestre.

El temor vino después, cuando notaron una especie de ventisca bastante fuerte que se formó en lo alto y comenzaba a descender hasta donde se encontraban ellos.

Al poco tiempo del avistamiento, ambos soldados enfermaron gravemente, padeciendo continuos vómitos, fiebre muy alta y dolores musculares que los atormentaron durante días.

El militar, que decidió permanecer anónimo, termina su relato alegando que ha sido de las peores experiencias de su vida, al punto de que los dolores eran tan fuertes que ni siquiera podía hablar correctamente.

La veracidad de este relato puede ser cuestionada, pero MUFON no se caracteriza por los fakes news o noticias falsas ¿Crees en las palabras de este militar holandés?

VER TAMBIÉN ▶ Una “momia alienígena” de 13.000 años descubierta por la KGB en Egipto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here