Un nuevo hallazgo ha puesto a debatir a toda la comunidad científica. Un primate de hace 7 millones caminaba erguido y sobre sus 2 pies, como los humanos.

Se trata de la única especie de hominoideo que logró sobrevivir a la llamada crisis del Vallesiene, en la cual se extinguió casi la totalidad de mamíferos de Europa.

Pero ahora se ha vuelto mucho más impresionante ya que un nuevo estudio reveló que caminaban en dos patas, como las personas.

Este primate, también conocido como «hominoideo enigmático», aunque su nombre científico es Oreopithecus bambolii, vivió en Italia hace unos 7 millones de años.

Desde que se descubrió ha generado gran controversia, pues algunos creen que se trata de un primate totalmente arborícola, mientras otros aseguran que también era terrestre.

Sin embargo, en pleno día de Navidad se ha publicado en un estudio en la revista PNAS, donde se revelaron datos sorprendentes, pero el que más destaca es el de sus características anatómicas.

La parte inferior del tórax, incluyendo la pelvis y las vértebras lumbares, aportaron una nueva información en la que se concluye este mamífero era capaz de caminar erguido, sobre sus pies.

El equipo fue liderado por Ashley Hammond, del Museo Americano de Historia Natural, conocido como AMNH por sus siglas en inglés, y varios expertos colaboradores de la Universidad de Florencia, el Museo de Historia Natural de Basilea y del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont.

El esqueleto más completo fue descubierto hace más de 60 años dentro de una mina de carbón y pertenecía a una especie joven adulta macho, de unos 30 kilogramos que fue llamado «Sandrone».

Su clasificación siempre fue un tema polémico para los científicos, es por ello que fue conocido como el «hominoideo enigmático».

A pesar de ser uno de los fósiles más completos encontrados, la extraña mezcla de diferentes características anatómicas hacen que los expertos se inclinen por una u otra dirección.

Y es que el esqueleto cuenta con características típicas de un cercopitécido, de la familia de los macacos y de los hominidos, los ancestros directos de los humanos.

El nuevo estudio revela que el esqueleto poseía cinco vértebras lumbares, en vez de las cuatro comunes que poseen grandes simios, como los gorilas.

La pelvis del espécimen también tiene ciertas particularidades en su anatomía que no se habían detectado en el pasado en otros primates, como la forma transversal de las alas ilíacas o el tamaño de su esternón, típica en homínidos del Mioceno.

¿Qué opinas al respecto? ¿Podríamos estar hablando del eslabón perdido de la evolución? Déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ Los Tuatha de Danann: la tribu que luchó contra los Anunnaki (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here