La Guerra Fría fue uno de los eventos bélicos más importantes, tanto para EEUU y la Unión Soviética, donde se crearon los primeros soldados psíquicos..

En la década de los 60, 70 y 80, la Unión Soviética y los Estados Unidos mantuvieron una guerra secreta a los ojos del mundo en la búsqueda de crear soldados parasíquicos.

Estos soldados serían capaces de comunicarse telepáticamente, mover objetos con la mente y ver documentos a la distancia.

El comienzo de esta batalla fue en 1960, cuando la revista científica francesa «Science et Vie» publicó un artículo donde aseguraba que Estados Unidos había transmitido un mensaje desde una base terrestre al submarino USS Nautilus, telepáticamente.

Leonid L. Vasiliev, fisiólogo de la Universidad de Leningrado recibió la noticia y encendió las alarmas en la nación.

El libro de la ISP: Experiencias Psíquicas Más allá de la cortina de hierro, recopiló todos los hallazgos que hizo la Unión Soviética sobre estos experimentos americanos.

La CIA era la cabecilla de la creación de estos soldados, cosa que alertó totalmente a los soviéticos, asustados por el desarrollo de sus rivales.

El Stanford Research Institute, conocido actualmente como SRI Internacional, fue el búnker que sirvió de laboratorio de pruebas y donde se resguardó la información sobre estos experimentos, sin embargo, actualmente son públicos y cualquiera puede leerlos.

Archivos sobre soldados psíquicos

Uno de los archivos más destacados data de 1979, cuando un avión de la Marina estadounidense se estrelló en una zona desconocida entre Virginia y Pensilvania.

El Stanford Research Institute propuso encontrarlo mediante la «visualización remota»; la capacidad que tiene un individuo de ver algo usando la mente.

En los documentos, el soldado que participó en la misión es llamado #31 y la única información que se proporcionó fue gracias a Skip Atwater y solo se refería al modelo del avión.

No existía ruta o destino indicado, sin embargo, #31 mencionó las Montañas Apalaches. Cuando Atwater pidió más detalles, el soldado mencionó la ciudad de Lynchburg, la cual apareció mientras buscaba un punto de referencia.

Además mencionó que el accidente sucedió al noroeste de la ciudad, detallando ubicación exacta del cuerpo del piloto y el copiloto.

Esta no es la primera vez que se habla sobre soldados psíquicos en los Estados Unidos, de hecho, actualmente continúan trabajando en formas de mejorar esta habilidad.

Por parte de Rusia, no se sabe absolutamente sobre si continuó o no desarrollando este tipo de «tecnología» ¿Qué opinas al respecto? Déjanos tú punto de vista en la caja de comentarios.

VER TAMBIÉN ▶ La espiral del silencio: cómo una opinión puede dominar una sociedad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here