Caballo de Troya es una serie de novelas creada por el periodista y escritor español Juan José Benítez. En ellas se narra la vida de Jesús, según el relato de un viajero del tiempo.

El “mayor”, que no revela su nombre, enfermo y con poco tiempo de vida, entrega al escritor un manuscrito. Éste resulta ser un diario en el que el mayor relata una operación secreta llevada a cabo por el gobierno estadounidense.

La operación secreta recibía el nombre de “Caballo de Troya” y consistía en un viaje al pasado, a los últimos 11 días de vida de Jesús de Nazaret, hasta su crucifixión, en el año 30 de nuestra era.

A comienzos de los años 80, el periodista e investigador de origen español Juan José Benítez se encontraba en la Ciudad de México, donde concedió una entrevista para la televisión mexicana.

Dentro de la extensa gama de temas que expuso en dicha entrevista, mencionó con mucha admiración a Jesús de Nazareth, en cuyas palabras trasmitió una gran emoción y sentimiento al hablar del Nazareno.

Fue tal impacto el que originó sus palabras, que más tarde, cuando se encontraba alojado en su hotel recibió una llamada de un importante miembro de la fuerza aérea norteamericana, un alto mando retirado que, radicaba en México y que se autodenomino como el “MAYOR”.

Después de entablar varias charlas con Benítez, logró de alguna forma ganarse su confianza y trascurrido un tiempo a la hora de su muerte el “MAYOR” le entregó un largo manuscrito, el cual resultó ser sus memorias y testimonio como partícipe de un proyecto ultrasecreto denominado “Operación Caballo de Troya”.

En el manuscrito entregado, el Mayor relataba detalladamente la creación y puesta en marcha de un vehículo, una nave por parte de las fuerzas militares norteamericanas, la cual era el producto derivado de largos y profundos estudios.

Así como ensayos de las nanopartículas y las teorías de cuerdas que, se descubrió constituyen lo que nosotros conocemos como tiempo, teorías que al día de hoy se reconocen como las que pueden lograr, la proeza de viajar en el tiempo.

Todo comenzó en el año 1971, cuando el comité ultrasecreto encargado de la realización de esta operación, analizó tres posibilidades para llevar una tripulación a un momento clave de la historia de la humanidad.

La primera de ellas era acudir al año de 1478, a la isla de Madeira, para confirmar si Cristóbal Colón pudo recibir información previa sobre la existencia de lo que más tarde, se conocería como el Nuevo Mundo es decir el Continente Americano.

La segunda opción, apuntaba al año de 1861 para conocer con exactitud los detalles que llevaron a la Guerra Civil Norteamericana.

La tercera opción, elegida tenia como destino el año 30 de nuestra era, en Israel, para conocer la verdad en torno a la vida y milagro de un joven conocido como Nazaret.

La operación sería dirigida por un general de cuatro estrellas conocido con el seudónimo de Kerdest. Y sería ejecutada por dos pilotos integrantes de las fuerzas norteamericanas, quienes son conocidos por los sobrenombres de Jason, quien es el mayor que entregó esta información a Juan José Benítez y Eliseo, quien sería el militar que permanecería en la nave procesando los datos recabados por el mayor.

Este fue elegido para viajar a la época de Jesús por su estricta disciplina militar, experiencia como piloto, además de su amplia cultura y conocimiento de lenguas, que le facilitaron realizar su aprendizaje del arameo y griego antiguos.

Tras largas gestiones con el gobierno de Israel, 10 toneladas de equipo técnico y personal, se trasladaron a esta zona para que, finalmente, durante el mes de marzo del año del 1973, se ejecutara la “Operación Caballo de Troya”.

Teniendo como punto de partida, la meseta de Masada, muy próxima a Jerusalén, que se estimó luciría desierta al momento del arribo de una nave que fue nombrada como “la Cuna”.

El procedimiento señalaba que, para ejecutar el viaje en el tiempo, la Cuna tenía que estar situada en el mismo lugar al que pretendía trasladarse.

De tal forma que, en los últimos días del mes de marzo de 1973, la tripulación a bordo de la Cuna fue trasladada al día jueves 30 de enero del año 30 de nuestra era, para posarse exitosamente en el montículo de la meseta de Masada a las 10.15 horas.

La misión alcanzó su objetivo para dicha fecha y había logrado la proeza de viajar en el tiempo.

Una vez que realizaron el aterrizaje, Jason comenzó la difícil misión de contactar con los lugareños para localizar y conocer a Jesús, su misión era seguirlo y observarlo todo el tiempo que fuera posible, durante los once días previos a su crucifixión.

Este viaje al pasado debía ocurrir sin alterar, ni cambiar, o influir en los hombres ni grupos sociales, ni tampoco en las circunstancias que debían suceder en aquellos momentos de la historia, ni tan siquiera estando peligro de muerte.

Durante esta fascinante y arriesgada aventura, el mayor tubo encuentros con personajes claves como Lázaro y su familia, a tan solo unos días de que fuera resucitado por Jesús, así como María de Betania, Simón, Pedro, José de Arimatea, María Magdalena, Pilatos, entre otros.

Para lograr este propósito, Jason se hizo pasar por un comerciante de origen griego que estaba de paso en Jerusalén, realizando negocios.

El manuscrito de la “Operación Caballo de Troya” describe como el mayor tuvo oportunidad de encontrarse cara a cara con el galileo, quien le reconoció y sabia de su presencia desde el futuro.

Un hecho que estremeció al “MAYOR” de pies a cabeza, logrando que pasara de un profundo escepticismo a ser un ferviente seguidor de sus enseñanzas, después de diversas charlas que sostuvo con el galileo.

La investigación de la “Operación Caballo de Troya” sorprende por la cantidad y calidad de sus meticulosos datos, que han generado una gran polémica por la manera expuesta por parte de Juan José Benítez con una redacción tipo novela.

Sin embargo, el periodista e investigador, ha reiterado que se trata de la transcripción real de un importante miembro retirado de la fuerza aérea norteamericana.

Las descripciones de tipo científico y tecnológico, descritos en el manuscrito original coinciden totalmente con las actuales teorías, que plantean la posibilidad para realizar viajes a través del tiempo.

¿Que opinas de la “Operación Caballo de Troya”? ¿Fue real este fascinante viaje hacia un pasado lleno de misterio? El investigador Fran Cooper del canal Planeta Snakedos trata este tema en el siguiente programa de video.

VER TAMBIÉN ▶ Proyecto Pegasus: tecnología secreta para viajar en el tiempo (Video)

11 Comentarios

  1. Completa falsa. Los años se comenzaron a contar una ves Jesucristo murió. Si apareció en en año 30 no vio a Jesús jamás, ya que Jesús para ese entonces llevaba 30 años que ascendió al
    Cielo.

    • Se dice, después de Cristo (DdC) se refieren al nacimiento y antes de Cristo (AdC) es antes de su nacimiento, por eso en Navidad se celebra su nacimiento, hace 2019 años; el calendario no inició con su muerte, sino con su nacimiento

  2. Yo leí toda la saga y es verdaderamente fascinante, sobretodo los detalles del lugar, la vestimenta, etc… Al terminar de leerlos sentí que fue todo real.

  3. Las civlizaciones alienigenas tienen un adelanto cientifico inimaginable sorprendente que viajan en el tiempo para contactarse contigo ellos cuidan de nuestro planeta igual que Dios gracias padre de Jesus tan humilde que quiso ser ser humano humildad alegria

  4. Lei toda la saga, no se si es verdad o mentira, soy agnóstico, pero desde entonces siempre he dicho que si hubiera en ésta época 10 o 15 como el Galileo, éste pobre y decadente mundo sería de otra manera

  5. Voy en el 8 es una novela maravillosa doy gracias a Benítez por ser valiente y obediente con el padre, por darnos a conocer esta preciada informacion de mi amado maestro Jesús. Un abrazo fraterno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here