Cada vez es más obvio que Marte era un planeta hermano de la Tierra y que, por alguna razón, terminó devastado. Ahora, un estudio ha demostrado que el pH del agua marciana era casi idéntico al de la Tierra.

Marte se ha convertido en una obsesión para la ciencia espacial. Actualmente continúa en la cima de los lugares en donde buscar vida fuera de nuestro mundo.

Esto se debe especialmente a que está cerca de la Tierra en comparación a otros posibles lugares que se encuentran en la lista de candidatos para albergar vida.

Y también porque Marte es uno de los planetas que más se puede observar, ya que su atmósfera es tan delgada que permite hacer observaciones a su superficie sin problema alguno.

Los años de estudios y observaciones han hecho a los expertos recopilar una gran cantidad de información, especialmente aquella que demuestra que, sin duda alguna, Marte una vez tuvo agua líquida corriendo por su superficie.

Existen diferentes formaciones rocosas que así lo indican e, incluso, podrían existir fuentes de agua corriendo actualmente en el subsuelo y que, de vez en cuando, crean surcos en la superficie.

Por esa razón, lo que en un pasado se creía que no era más que una teoría de la conspiración, actualmente es toda una posibilidad casi real: Marte albergó vida hace millones de años.

Ahora, el rover Curiosity de la NASA ha recabado datos importantísimos sobre el agua marciana, que incluye datos mineralógicos y químicos de los depósitos antiguos.

Esta información ha sido evaluada por Keisuke Fukushi, científico del Instituto de Naturaleza y Tecnología Medioambiental de la Universidad de Kazanawa.

Todo parece indicar que tanto la salinidad, el pH y los estados redox son muy similares al de la Tierra.

Las propiedades encontradas en los poros de agua dentro de varios sedimentos que en el pasado albergaron grandes lagos de agua en el cráter Gale sugieren que tales sedimentos arcillosos se crearon a partir de agua líquida que poseía casi el mismo pH de los océanos actuales del nuestro mundo.

Uno de estos minerales arcillosos se llama esmectita, la cual puede capturar iones dentro del agua mediante intercambios de iones en presencia de agua.

Incluso, después de la perdida de lagua, la esmectita continúa almacenando composiciones iónicas dentro de las capas intermedias de su estructura, según el estudio.

No existe duda alguna que Marte, en el pasado, fue un planeta tan verde y vivo como el nuestro, pero algo sucedió que hizo que se convirtiera en el desierto rojo que es hoy en día ¿Qué opinas al respecto?

VER TAMBIÉN ▶ Los universos paralelos existen y se influyen los unos a otros (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here