Ya han pasado más de 50 años desde que el Proyecto Libro Azul vio su fin y, con él, toda premisa OVNI o extraterrestre por parte de las fuerzas armadas estadounidenses ¿Pero estamos seguros que eso fue todo?

Décadas después de que el gobierno intentara enterrar cualquier indicio de los OVNIs, ha sido totalmente imposible.

De hecho, hasta se ha filtrado información que en el pasado era clasificada de diferentes programas relacionados, incluyendo al Proyecto Libro Azul original y proyectores previos a estos.

Cuando la Fuerza Aérea canceló el proyecto Libro Azul, lo hizo ya que, supuestamente, «no existía evidencia real de ninguna amenaza».

«Ninguna de las pruebas que he examinado indicaría alguna prueba de que estamos siendo visitados por extraterrestres», dijo el Dr. Allen Hynek del Proyecto Libro Azul.

El secretario de la Fuerza Aérea, Harold Brown, también declaró que no se había ocultado nada. Cada investigación se había hecho pública.

Lo cual, es cierto. Sin embargo, al hacer una lectura detallada de los documentos que son públicos actualmente podemos encontrar que los militares no han sido siempre honestos en las declaraciones que han dado sobre los OVNIs.

¿Qué dicen los documentos acerca de un posible encubrimiento?
Los programas del gobierno «Project Sing» de 1949 y «Project Grudge» fueron previos al Proyecto Libro Azul.

Después de su cierre, los militares no mostraron más interés en investigar OVNIs, o, al menos, no de forma pública.

El «Informe Condon» intentó justificar la finalización del proyecto Libro Azul y la afirmación de que los OVNIs no representaban ningún tipo de peligro para la seguridad.

Al finalizar el proyecto, se recolectaron más de 12.000 informes sobre diferentes objetos voladores no identificados durante 17 años completos y la mayoría de estos fueron definidos como fenómenos naturales, aviones y drones.

Sin embargo, aún existen 585 casos que no se encontró explicación y 13 casos que desaparecieron totalmente. Entre esos registros que se encuentran disponibles de manera pública, están:

Informe Roswell ¿Caso cerrado?

El informe de 248 páginas de la Oficina de Desclasificación de la Fuerza Aérea sobre la investigación de 1947 en Roswell, Nuevo México.

El relato en primera persona de los diferentes testigos se encuentran registrados en la sección C de dicho informe de 1995 por el Capitán James McAndrew, Oficial de Aplicaciones de Inteligencia asignado a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Dicho informe descarta totalmente y de manera oficial que el incidente de Roswell se trató de una prueba de algún «globo aerostático» que lo ha querido hacer ver.

Destrucción de informes

Varios documentos del Project Grudge se encuentran en la Oficina de Desclasificación de la Fuerza Aérea.

Ahí se encuentra un fragmento sumamente pequeño, en la página 7, de un memorando sobre la suspensión del proyecto, el cual se detalla en la página 11.

Con fecha de diciembre de 1949, dice lo siguiente:

«DE: Departamento de la Fuerza Aérea HQs Fuerza Aérea de EE. UU.
A: Ver más abajo. LTR

ASUNTO: Destrucción del Informe de Inteligencia Aérea Número 100-203-79

(1) Se solicita que se tomen medidas para destruir todas las copias del Informe de Alto Nivel de Inteligencia Aérea Número 100 -203-79, tema, «Análisis de incidentes de objetos voladores en los Estados Unidos», dtd 10 de diciembre de 1948.»

El Final del Proyecto Libro Azul

Tal cual como se puede leer en la hoja informativa de la Fuerza Aérea distribuida por Wright-Patterson AFB en enero de 1985, dice lo siguiente:

«Como resultado de estas investigaciones y estudios y la experiencia obtenida de la investigación de informes de ovnis desde 1948, las conclusiones del Proyecto Libro Azul son:

(1) Ningún OVNI informado, investigado y evaluado por la Fuerza Aérea ha dado alguna indicación de amenaza para nuestro seguridad nacional.

(2) No se ha presentado o descubierto por la Fuerza Aérea que los avistamientos clasificados como «no identificados» representen desarrollos tecnológicos o principios más allá del alcance del conocimiento científico actual.

(3) No ha habido evidencia que indique que los avistamientos clasificados como «no identificados» son vehículos extraterrestres.»

Sin embargo, sabemos que este documento se contradice totalmente con las acciones tomadas por los Estados Unidos en los años siguientes.

El «Programa de Aplicación del Sistema Avanzado de Armas Aeroespaciales», quien pasó a llamarse después « identificación avanzada de amenazas aeroespaciales», el cual permaneció en secreto hasta hace tres años es una prueba de ello.

Entonces, tenemos el Proyecto Libro Azul, el cual afirmó tras su finalización que los OVNIs no son una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos y, por ende, del mundo.

Pero existen programas previos que aún mantienen información oculta y programas posteriores que estudian amenazas de «armas aeroespaciales»… ¿Cómo podemos confiar?

VER TAMBIÉN ▶ Reciben un extraño mensaje en código morse desde Marte (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here