La civilización Olmeca y sus misteriosos “dioses reptilianos” (Video)

18 Jun, 2020

Los Olmeca fueron la primera civilización conocida en México, formando la primera cultura mesoamericana.

Lo cierto es que se desconoce cómo se autodenominaban, pero los nahuas, o mexicas, los denominaron olmecas o “habitantes del pas del hule”.

Alcanzaron un gran desarrollo cultural, construyendo grandes ciudades y adquiriendo grandes conocimientos tecnológicos y matemáticos, como por ejemplo la invención del número 0.

Cosa que se desconoció en occidente hasta 1202.

Sus grandes descubrimientos influyeron profundamente en las posteriores civilizaciones que poblaron la región. Su desarrollo comenzó hacia el año 1.200 A.C. y su decadencia se produjo hacia el 400 A.C. Se extendieron por lo que hoy conocemos como el estado de Veracruz y Tabasco.

Fueron una cultura que se extendió enormemente comercialmente hablando, llegando a influir incluso en Costa Rica, encontrándose rastros, por ejemplo de sus esculturas y de diversos objetos.

Esto significa que no sólo comerciaban, sino que su influencia fue intelectual, calando de gran manera en sus civilizaciones vecinas.

La antigua ciudad de La Venta, es un claro ejemplo de su estilo arquitectónico y artístico, con una ciudad con grandes plazas y basamentos piramidales escalonados.

Las primeras datadas en Mesoamérica, y orientando las ciudades en sentido Norte-Sur, lo que demuestra que para construirlas, existía un trazado urbanístico planificado.

Esto nos da una idea de cómo fue de avanzada esta extinta civilización.

Los Dioses olmecas

Su religión era politeísta, adorando a diferentes dioses relacionados normalmente con elementos de la naturaleza o con animales, pero su avanzada disciplina escultórica nos da ciertas pistas sobre el aspecto reptiliano que les conferían a sus representaciones.

Encontramos también el famoso “bolso” que sostienen dioses reptilianos representados por todo el mundo, especialmente en Egipto, cosa que extraña tremendamente a la comunidad científica, por su coincidencia entre todas las civilizaciones, y porque no saben explicar qué es esa especie de artefacto.

Pero encontramos un dios en concreto que nos puede dar muchas pistas de que algo extraño hizo que la civilización Olmeca creciera de pronto en Mesoamérica y fuese tan próspera.

Hablamos del dragón olmeca, representado con cabeza reptiliana y alado, lo que nos puede dar una clave sobre las últimas investigaciones científicas y cómo se asentó esta civilización.

El parecido de los dioses olmecas, junto con la representación de las grandes cabezas del golfo de México son tremendamente parecidas a civilizaciones más antiguas provenientes de Asia.

De hecho, no existió un pueblo olmeca homogeneizado, sino que existían diversas ciudades que comerciaban entre sí. Además, los científicos han empezado a realizar estudios de ADN que pueden verificar esta teoría.

Se cree que diversas civilizaciones asiáticas emigraron hacia américa del sur y Mesoamérica, asentándose en estas fértiles tierras y desarrollando una nueva civilización.

El kit de la cuestión es cómo llegaron allí… Se podría creer que lo hicieron navegando, realizando diferentes escalas allá por donde pasaban, pero esto les hubiese supuesto demasiado tiempo..

Y tendrían en hándicap de transportar gran parte de sus pertenencias para poder establecerse y comenzar a ser tan productivos como lo fueron.

En diversos grabados olmecas, y en posteriores mayas, se habla de un extraño artefacto volador, y de seres y dioses con aspecto reptiliano que les ayudaron en su andadura.

Esculturas como esta muestran, evidentes rasgo no humanos.

No obstante, tanto los tocados atribuidos a los dioses o a los máximos sacerdotes, son tremendamente parecidos a las civilizaciones asiáticas que nombrábamos.

Estaríamos hablando de una auténtica migración en masa, es lo único que explicaría la aparición y prosperidad de la civilización olmeca.

No tuvieron que aprender nada, ya lo llevaban aprendido, de hecho, estos pueblos asiáticos eran grandes comerciantes, lo que explicaría su rápida extensión en este sentido por el continente americano.

La aparición de estos dioses con aspecto reptiliano se representan como una especie de divinidades que les ayudaron a prosperar y a realizar esos grandes cambios tan importantes para ellos.

De hecho, se pueden apreciar esculturas muy similares en Asia como en Mesoamérica, siendo posteriormente heredadas por la civilización Maya.

Pero esto no sólo ha pasado en la civilización Olmeca, este hecho se repite a lo largo de todo el mundo, representando estos seres, precisamente como creadores y dadores de vida y de conocimiento, siendo trascendentales en los grandes cambios que ha sufrido la humanidad.

La conexión entre las civilizaciones con más de 4.000 años de antigüedad del sureste asiático y la civilización olmeca es palpable, y ¿cómo explicaríamos esto sin un denominador común?

Estas antiguas civilizaciones asiáticas de las que hablamos ya representaban a un dios dragón alado, tremendamente parecido al olmeca, y la aparición en diferentes grabados de artefactos voladores se repite de igual forma.

Esta zona del sureste asiático sufrió posteriores tsunamis, terremotos y desastres naturales, por lo que muchas de sus ciudades, por cierto, con representaciones piramidales muy parecidas a las olmecas, acabaron en el fondo marino.

¿Es posible que no fuese una migración voluntaria, sino que fuesen evacuados para su supervivencia?

Esa es una pregunta que los científicos se han planteado, pero van a tener que ser las piedras las que nos hablen y nos den respuestas..

VER TAMBIÉN ▶ La pirámide de Dakota del Norte: ¿Un complejo Illuminati? (Video)

REDACCIÓN: Ana Escudero Satorres

VIDEO: Misterios del Mundo

Relacionado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Manténte informado de las últimas novedades sobre UFO SPAIN

Acceso a Contenido Premium

Obtén acceso privilegiado a nuestro contenido Premium y más beneficios suscribiéndote en nuestro blog.

Síguenos

Únete a nuestra comunidad en nuestras redes sociales.

Close