La gravedad podría ser la clave para descubrir la quinta dimensión

1 Jul, 2020

Sobre todo de forma reciente, muchos de nosotros leemos artículos sobre la «quinta dimensión», o portales de paso entre uno y otro, e infinidad de teorías de todos los colores y formas.

Pero quizás, lo que más sorprenda es el empeño que está tomando la ciencia en comprobar que, efectivamente, existe, por lo menos, una quinta dimensión, y que está ahí, al alcance de nuestra mano, solo que no podemos demostrar su existencia todavía.

La primera dimensión es la altura, la segunda la anchura, la tercera la profundidad, y la cuarta el tiempo… ¿Cuál es la quinta?

Por el momento, para la física, la quinta dimensión es sólo una hipótesis, tratándola como una dimensión extra.

De hecho, la teoría-M o teoría de cuerdas, amplía esta idea, y nos deja caer que el espacio-tiempo cuenta con 11 dimensiones, de las cuales 7 estarían bajo el nivel subatómico.

Hasta el momento, sabemos que las cosas que vemos están formadas por partículas, que a su vez están formadas por átomos, que contienen electrones, y núcleos, en los cuales encontramos protones y neutrones, a su vez, constituidos por quarks y gluones…

Y tal y como la ciencia ha ido avanzando y experimentando, y a la vista de los resultados arrojados por los aceleradores de partículas, esto parece no tener fin…

Además, las matemáticas apuntan a que, de momento, tan sólo hemos llegado a desgranar unas cuantas capas de la cebolla cósmica.

Pero existe una contradicción, y es que, según el principio de incertidumbre de Heisenberg, para explorar distancias cada vez más pequeñas, hay que dotar a esas partículas de energías cada vez más grandes..

Lo cual consiguen, a lo que vamos a parar siempre, a los grandes aceleradores de partículas.

Lo que conocemos

En los aceleradores de partículas, éstas, son disparadas a casi la velocidad de la luz, para que cuando los protones colisionen se creen otro tipo de partículas.

Si las teorías actuales que maneja la física son correctas, una de estas partículas subatómicas que se forman a partir de esa colisión, debe ser el gravitón.

Conocemos, además, que la gravedad no se comporta de la misma manera que el resto de fuerzas, ya que puede ser vencida, por ejemplo, con la débil fuerza de un imán.

Sin embargo, tanto el tiempo, como el espacio se comportan hasta donde sabemos, siempre de la misma forma, no pudiendo ser vencidos por ninguna otra fuerza conocida hasta el momento.

La física cuántica nos dice que cada fuerza tiene una partícula relacionada que la transporta.

Un ejemplo que conocemos todos es la luz, que es transportada por fotones, así que, si nos basamos en esa teoría, la gravedad debería ser transportada por gravitones.

Pero hasta la fecha, no los hemos podido observar.

Durante 15 años, los científicos del CERN siguen estando convencidos de que el gravitón, y su comportamiento, podría ser la clave para desbloquear dimensiones ocultas.

Si se descubre el gravitón, se podría explicar la formación del universo que conocemos, ya que los cuerpos celestes siguen un patrón gravitacional, aunque no todos de la misma manera.

Los físicos que intentan encontrarlos creen a pies juntillas que el hecho de no haberlos podido ver hasta la fecha, no significa que no estén ahí..

Sin embargo, físicos teóricos como Sean Carroll no son tan optimistas, diciendo que si en realidad existiesen ya los habríamos encontrado.

Cuando hablamos de dimensiones, según la ciencia física, tenemos que desechar la imagen de dimensiones espirituales, de ángeles y cuerpos astrales…

En lenguaje científico, una dimensión es sencillamente una dirección en el espacio.

En este momento, tenemos conocimientos para afirmar que existen tres: Arriba-abajo, derecha-izquierda y –adelante y atrás-.

Añadiendo la cuarta, la del tiempo, que en nuestro universo, es lineal.

Según el comportamiento de las partículas subatómicas descubiertas hasta la fecha, y el comportamiento del escurridizo gravitón, cada vez se tiene más claro que existen otras dimensiones, que no podemos ver por dos teorías:

O bien son tan pequeñas que no alcanzamos a observarlas, o bien son tan grandes que somos incapaces de apreciarlas.

Pero no se trata de dimensiones que estén ocultas en otros planos astrales ni nada por el estilo, conviven con nosotros.

Están aquí, presentes, en nuestro día a día, solo que hasta la fecha, no podemos medirlas.

Según Carroll, decir que estas dimensiones están como en un especie de lugar místico o misterioso, es tan absurdo como decir que la dimensión de la altura, o el arriba-abajo está en una dimensión concreta, y no es así, está en todas partes.

Pues lo mismo se debe aplicar para otras dimensiones. Según Carroll, existe la posibilidad, de que los pequeños seamos nosotros, y que estemos atrapados en un subespacio de dimensión inferior al Universo, y por eso no podamos medirlas ni verlas.

De momento esta quinta dimensión es sólo una teoría, la cual, aunque no podamos probar todavía molecularmente, sí lo hemos podido hacer de forma matemática.

Las esperanzas de los físicos es que el gravitón, sea capaz de escapar a esta quinta dimensión, y de esa forma realizar mediciones.

Según la teoría Kaluza-Klein, usar esta quinta dimensión sería la forma de unificar la gravedad con la fuerza electromagnética, y de esa forma, entender las leyes de nuestro universo, o la formación de otros paralelos.

Theodor Kaluza y Oskar Klein descubrieron y pulieron respectivamente una teoría usando en esencia las ecuaciones de Albert Einstein, planteando un espacio-tiempo de cinco dimensiones.

Y que bajo hipótesis adicionales dan como resultado, por un lado las ecuaciones convencionales de Einstein sobre el campo gravitatorio, pero por otro, las ecuaciones de Maxwell sobre el campo electromagnético.

Y además, aparece otro campo escalar que no estaba previsto, lo que según la mecánica cuántica pertenece a una dimensión adicional, precisamente la quinta dimensión que se están intentando encontrar.

VER TAMBIÉN ▶ Los dioses reptilianos: ¿otra civilización que habitó la Tierra antes que nosotros?

REDACCIÓN: Ana Escudero Satorres

¡YA ESTA AQUÍ!

UNA NUEVA RED SOCIAL

IR AHORA

YA LLEGÓ TU NUEVA RED SOCIAL

IR AHORA

Relacionado

Paititi: ¿Se descubrió realmente la «ciudad perdida» de los Incas?

Paititi: ¿Se descubrió realmente la «ciudad perdida» de los Incas?

En el 2001, Mario Polia, un arqueólogo italiano encontró un manuscrito del siglo XVI en los archivos del Vaticano sobre una urbe llamada «El Dorado». Así descubrió que los Incas realizaron un viaje en las inmediaciones de Cuzco, en busca de una ciudad perdida conocida...

Desclasificado: Un OVNI de 450 Km sobrevoló Chile en 1992 (Video)

Desclasificado: Un OVNI de 450 Km sobrevoló Chile en 1992 (Video)

1992 fue un año crucial para la ufología chilena cuando un OVNI de 450 kilómetros apareció en el país austral. Ahora, este incidente se ha vuelto oficial después de años de investigación. Según declaraciones, el OVNI parecía una ciudad flotante. Un archivo...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Manténte informado de las últimas novedades sobre UFO SPAIN

Acceso a Contenido Premium

Obtén acceso privilegiado a nuestro contenido Premium y más beneficios suscribiéndote en nuestro blog.

Síguenos

Únete a nuestra comunidad en nuestras redes sociales.