El anuncio de la NASA sobre el hallazgo de agua líquida en Marte el verano pasado causó sensación en todo el mundo. No obstante, desde aquel momento, se han hecho nuevos y fascinantes descubrimientos en el planeta rojo. Repasemos los 10 más importantes:


1. Los impactitos. Podrían contener restos de vida y han sido encontrados en Marte. Los impactitos son rocas, formadas del impacto producido por el golpe de un gran meteorito.

En la Tierra, sus yacimientos más grandes se encuentran en Nevada (EEUU) y Tasmania (Australia). En 2015, la NASA descubrió nuevos yacimientos de impactitos en Marte, muy parecidos a los de Argentina, que albergan sustancias orgánicas. Por lo tanto, los científicos suponen que las rocas del planeta rojo también podrían contener algo parecido.

2. Las tormentas. En septiembre de 2014, el satélite MAVEN entró en la órbita de Marte, donde se convirtió en testigo de un acontecimiento poco frecuente. El cometa C/2013 A1 pasó a solo 140.000 kilómetros de la superficie marciana, causando un gran daño a su magnetosfera débil. El fenómeno se puede comparar con una tormenta solar breve, pero muy potente.

3. El peinado con cresta de Marte. Después del lanzamiento de MAVEN a la órbita de Marte, los astrónomos, mediante una simulación computarizada, detectaron que el planeta rojo tiene un ‘peinado específico’, estilo ‘punk’, hecho de partículas cargadas y arrancadas de la atmósfera por el viento solar.

4. La cosecha. Una de las cuestiones clave acerca de la colonización de Marte es la posibilidad de cultivar alimentos en su terreno. Según los científicos de la Universidad de Wageningen, en los Países Bajos, al menos cuatro plantas terrestres pueden fácilmente cultivarse en Marte: tomate, rábano, centeno y legumbres.

5. Las dunas marcianas de Morse. Los ‘Mars rovers’ y sondas llevan mucho tiempo explorando las arenas del planeta rojo. Sin embargo, unas fotos recientes han causado cierta confusión entre los investigadores. En febrero de 2016, una estación espacial hizo una foto de una región del planeta en la cual había signos muy parecidos a los puntos y las rayas del código Morse. Mientras que las rayas se explican por los vientos fuertes, muy frecuentes en el planeta, el origen de los puntos sigue siendo desconocido.

6. El misterio de los minerales de Marte. En 2015, el laboratorio espacial Curiosity estudió una de las regiones del planeta, en la cual la arenisca se ubica sobre una base de argilita —una roca sedimentaria arcillosa compuesta generalmente por mica, cuarzo y sericita—. De esta manera, se descubrió que aquella área del planeta contiene unas enormes cantidades de sílice, el componente clave de las rocas. Para que se produzca esta cantidad de sílice se necesita una gran cantidad de agua. Además, la primera muestra de las rocas reveló que la zona también dispone de grandes yacimientos de la tridimita, un mineral muy escaso incluso en la Tierra.

7. El planeta blanco. En Marte, el color rojo solía prevalecer sobre el blanco, lo que se debe a que el planeta sobrevivió a una edad de hielo mucho más severa que las que azotó la Tierra. Con un radar especial, capaz de estudiar los niveles más bajos de terreno, los astrónomos investigaron los polos marcianos y encontraron que la edad de hielo de Marte había pasado hacía 370.000 años. Además, la nueva edad de hielo podría venir dentro de otros 150.000 años.

8. Los volcanes subterráneos de Marte. La presencia de tridimita indica que, en el pasado, el planeta tuvo una gran actividad volcánica. Los estudios realizados por la estación espacial MRO también demostraron que había erupciones volcánicas bajo el hielo de Marte, sobre todo en la región de Sisyphi Montes, cubierta de montañas con cimas planas, muy parecidas a los volcanes subglaciales de la Tierra. Además, fueron descubiertos restos de minerales arrojados por las erupciones.

9. Maremotos enormes en el Marte antiguo. Los estudios más recientes demuestran que en el océano antiguo del planeta rojo se producían olas gigantes. Según Alex Rodríguez, uno de los científicos que defienden esta teoría, las olas podían alcanzar los 120 metros de alto, pero con una frecuencia de una vez cada tres millones de años.

10. Marte llegó a albergar más agua que el Océano Ártico. A pesar de que la ubicación del océano antiguo de Marte sigue siendo un misterio, es probable que ocupara alrededor del 19% de toda la superficie del planeta. Los estudios de la atmósfera de Marte y su comparación con la concentración de agua en un meteorito marciano de 4.500 millones de años demuestran que, desde entonces, el planeta ha perdido el 87% de toda su agua.

 

Dejamos una pregunta para el final… ¿Tu que observas en la siguiente fotografía? Déjanos tu comentario! 🙂

About these ads

No hay comentarios

Dejar respuesta