La increíble historia de John Titor comienza el 2 de noviembre del año 2000, donde varios tablones de anuncios electrónicos en Internet comenzaron a presentar mensajes de un personaje misterioso.

Identificado al principio solo con las siglas TimeTravel_0, esta persona comenzó una serie de conversaciones sobre la posibilidad de viajar en el tiempo, las características que tendría una máquina que pudiera hacer tal cosa y la teoría detrás de su funcionamiento.

A lo largo de este periodo inicial este personaje se caracterizaba por mensajes cortos, concisos, en los que hablaba de esta máquina como si su existencia fuera una realidad, pero con el tiempo su historia fue tomando forma.

VER ► El extraño Caso de Andrew Carlssin, un “Viajero del Tiempo” del año 2.256 (Video)

En enero del año 2001 se presentó como John Titor, y afirmó que era un soldado norteamericano que había viajado en el tiempo desde el año 2036. Su misión habría sido viajar al año 1975 para conseguir algunas computadoras de IBM de este año con el objetivo de editar algunos programas antiguos con problemas de código de error “timeout” en el año 2038 (este año todos los programas UNIX y de muchas otras procedencias dejarán de funcionar debido a que se agotará el tiempo del contador).

De acuerdo con su historia, había sido elegido para tal misión por ser nieto de uno de los miembros originales de la construcción del equipo, y ante la pregunta sobre la necesidad de obtener dicho aparato en el futuro (cuando en el presente sería extremadamente fácil construir uno) su respuesta fue poco menos que escalofriante: la guerra destruyó muchas cosas.
John Titor contó que había hecho una parada en el año 2000 para recoger objetos de valor y advertir a algunas personas de los peligros para Estados Unidos en un futuro cercano. Así mismo, cuenta que advirtió a muchas personas de la seriedad de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, contagiada a través de productos Bovinos. Brindó una serie de predicciones y describió el funcionamiento de su supuesta máquina del tiempo, y respondió a innumerables preguntas sobre el futuro del que decía provenir hasta marzo del año 2001, cuando desapareció.

Muchos de sus mensajes desaparecieron de la web original, pero fueron recolectados por sus seguidores, por lo que hoy tenemos acceso a una especie de “collage” de sus principales teorías y predicciones.

VER ► La Increíble Historia de Philip K. Dick: El Hombre que Recordaba el Futuro (Video)

Este viajero en el tiempo afirmó venir de una época donde las nuevas tecnologías habían hecho posible construir una máquina del tiempo, e incluso dio una descripción detallada del artefacto, de la teoría detrás de su funcionamiento y de los efectos de su viaje en el futuro.

De acuerdo con Titor, su máquina consistía en un sistema de “masa estacionaria y desplazamiento temporal propulsada por dos singularidades duales de giro rápido” que produciría un “sinusoide de Tipler estándar”. La teoría detrás de la construcción de dicha máquina la habría dado Frank J. Tipler, quien propuso que si un objeto largo y denso girase a velocidades cercanas a la velocidad de la luz podría permitir que otro objeto, que se moviera en rededor suyo, se desplazara hacia adelante o hacia atrás en el tiempo. La dirección de movimiento estaría dada por el sentido del giro en espiral. Esta teoría no ha sido refutada, pero no existe en la actualidad ningún material capaz de resistir un giro a esta velocidad sin descomponerse.

La máquina que lo habría traído al pasado consistía en dos contenedores magnéticos para las micro – singularidades (pequeños agujeros negros que se crearían con la velocidad del giro), los cuales vendrían equipados con un distribuidor de inyección de electrones (que alteraría la masa de estos pequeños agujeros), un enfriador y un sistema de ventilación de rayos X. El sistema sería regulado por 4 computadores y 3 relojes de Cesio, y manejaría sensores de gravedad para determinar su posición y su dirección. Titor incluso presentó un esbozo de su máquina del tiempo.

VER ► ¿Viajeros de Universos Paralelos? El Expediente “Vorin” sucedido en 1850

De acuerdo con sus mensajes, John Titor venía de un tiempo en el que muchas de las premisas de la física teórica actual se habían confirmado, incluyendo aquella de la existencia de muchos universos. Según Titor, sus advertencias podrían alterar algunos eventos fundamentales y su misma presencia estaba alterando los eventos actuales (“algunos equipos que se supone ganarían han perdido”). No está claro si Titor consideraba que estaba poniendo en riesgo el retorno a su mundo, pues nunca dijo nada al respecto.

De ser cierta su historia, de haber modificado John Titor esta línea temporal, seguramente jamás habría podido retornar a su mundo, habiendo evitado primero la catástrofe del nuestro. ¿Deberíamos estarle agradecidos? Aquí te dejamos un interesante videoprograma de Vm granmisterio, esperamos que lo disfrutes! 😉