Hoy vamos a retroceder más de dos siglos para toparnos con el primer caso de aparición de un OVNI registrado en la península Ibérica. El documento original se conserva en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional, en Toledo (España).

El documento en cuestión, detalla la aparición de lo que podemos considerar un OVNI, pues la descripción nos dice claramente “un globo” y más adelante que se convierte en “…fuego y chispas…”, nos puede evocar perfectamente la visión de un aparato volador de forma redonda y con unos movimientos extraños. Otro elemento más sorprendente es el ruido que asegura el testigo que se escucha al final, el cual fue tan potente que en la villa “…temblaron sus edificios…”

En fin, un primer análisis podría evidenciar que se puede tratar de cualquier cosa que este buen hombre había visto en el cielo, pero ¿un ingenio volador en pleno siglo XVIII? Que sepamos, el primer vuelo de prueba que se realizó en globo aerostático fue practicado por los hermanos Montgolfier en 1783 y para más dificultad en Francia. ¿Qué otro aparato pudo ser el que se percibió en La Calahorra, Granada?

No tenemos respuesta fuera de la posibilidad de que fuese ese OVNI que muchos quieren reconocer en la descripción del testigo. Mientras no tengamos más datos o pruebas, no podemos lanzar las campanas al vuelo y asegurar que así lo fuera, pero lo cierto es que es un hecho cuanto menos sorprendente, que no deja impasible a quien lo conoce y que coloca a esta experiencia como una de las más antiguas en cuanto a avistamientos OVNI no sólo en España, sino en todo el mundo.

A continuación el texto original:

A.H.N. Sección Nobleza. Sig. Osuna, C. 3269, D. 14

El plazo 18 de septiembre de 1768, siendo como las 6 y tres cupones de la alba, estando bastante serenada y clara se apareció en el final de la aldea de Calahorra del Marquesado del Cenete , reino de Granada, un globo tan cristalino como el néctar más pura, de figura de una gran bombona, con el tragadero retortoso y dilatado saliendo arriba de la Sierra Nevada por la parte austral de esta localidad y llevando su viento con bastante acrofobia hacia el boreal adonde están las cordilleras de Baza, llevando adelante lo grueso este fenómeno, y lo airoso atrás como centelleando dejando acorde caminaba dos líneas de selvoso humo que se conservaron separadas, inclusive que se deshizo el globo, convirtiéndose en fuego y menudencias, a guisa de las que arrojan los cohetes que llaman de claridades o insignificancias sobre las montañas de Baza, al parecer de los que lo vieron con más advertencia pasando arriba de esta villa y además instante de desperdicio el globo, se sintió un alboroto infernal a guisa de un gran trueno, que corrió las propias líneas de humo reduciéndolas a una, desvaneciéndose esta a poco rato; siendo este desorden tan extraño a las gentes que las dejó llenas de pavor y asombro, notando que al suceder arriba de ésta finca se retemblaron sus bloques. Tuvo igual pachorra el trueno que el fenómeno y en todo sería la de 6 minutos a pequeña diferencia, su ascensión parece fue bastante por las referencias que hay de haberse notado en esta jurisdicción en iguales ocasiones que aquí y de la Alpujarra que está a la parte del mediodía se sabe que le descubrieron asistir de hacia el piélago; el viaje se mantuvo inconmovible luego con un corriente obstinado de rumbo finísimo, sin haber granizado antes.”

Para entender mejor el documento, transcribimos el texto con la grafía actualizada:

“El día 18 de septiembre de 1768, siendo como las 6 y tres cuartos de la mañana, estando muy serenada y clara se apareció en el horizonte de la villa de Calahorra del Marquesado del Cenete , reino de Granada, un globo tan cristalino como el agua más pura, de figura de una gran botella, con el cuello retortoso y dilatado saliendo por encima de la Sierra Nevada por la parte meridional de esta villa y llevando su rumbo con bastante velocidad hacia el septentrional donde están las sierras de Baza, llevando delante lo grueso este fenómeno, y lo delgado detrás como centelleando dejando conforme caminaba dos líneas de espeso humo que se conservaron separadas, hasta que se deshizo el globo, convirtiéndose en fuego y chispas, a manera de las que arrojan los cohetes que llaman de luces o lágrimas sobre las sierras de Baza, al parecer de los que lo vieron con más reflexión pasando por encima de esta población y aún instante de desecho el globo, se sintió un estruendo espantoso a manera de un gran trueno, que corrió las propias líneas de humo reduciéndolas a una, desvaneciéndose esta a poco rato; siendo este ruido tan extraño a las gentes que las dejó llenas de pavor y pasmo, notando que al pasar por encima de ésta villa se retemblaron sus edificios. Tuvo igual duración el trueno que el fenómeno y en todo sería la de 6 minutos a corta diferencia, su elevación parece fue bastante por las noticias que hay de haberse observado en esta comarca en iguales circunstancias que aquí y de la Alpujarra que está a la parte del mediodía se sabe que le descubrieron venir de hacia el mar; el día se mantuvo sereno aunque con un viento corto de norte finísimo, sin haber llovido antes.”

▶️ Las Escaleras de Granito Derretido en el Templo de Hathor: ¿Guerra Nuclear en la Antigüedad? (Video)

Documento recuperado por Miguel Fernando Vozmediano de la Sección de nobleza del Archivo Histórico Nacional (Tavera) y Luis Rodríguez Bausá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here