“Las piedras extraterrestres halladas en Egipto no son parecidas a nada que hayamos encontrado antes en nuestro sistema solar”, según dicen los científicos. La materia que las compone parece haberse desarrollado mucho antes de que lo hiciera el Sol.

Hypatia, que es como llaman a la enigmática roca, muestra unas características que la hacen tan especial. Y es que, el conjunto de elementos que conforman la roca es totalmente distintos a cualquier otra cosa que se haya encontrado hasta ahora. Este guijarro de piedras hallado en Egipto, fueron parte de una roca muchísimo mayor que provino del espacio.

Las últimas investigaciones apuntan a una sorprendente conclusión. Que la roca se habría formado fuera de nuestro sistema solar antes incluso de que naciera nuestra estrella, el Sol. En el trabajo de investigación se analizaron la extraña formación de las rocas para determinar los minerales que se encuentran en su interior.

Fue en una investigación llevada a cabo anteriormente en 2013 cuando se descubrió que este conjunto de piedras no procedía de la Tierra. En 2015 determinaron que éstas no habían llegado a la Tierra a causa del impacto de un meteorito o cometa que conozcamos hasta ahora. Fue entonces cuando el equipo de investigadores tuvo como objetivo estudiar los minerales que se esconden en su interior y así poder saber cómo se crearon.

“Cuando descubrimos que Hypatia era extraterrestre, sentimos una gran emoción, pero los últimos resultados abren todavía más puertas sobre su origen”, dijo el Dr. Marco Andreoli, que es investigador de la Escuela de Geociencias de la Universidad de Withwatersrand, y que es uno de los científicos que trabajan en este proyecto.

Fragmentos de la piedra de Hypatia Dr. Mario di Martino, INAF Osservatorio Astrofísico di Torino

El profesor Jan Kramers, que fue quien llevó a cabo el estudio, dijo que la estructura atómica de la roca era como un pastel de frutas que se hubiera caído y roto en pedazos. Y que al observar los pedazos que se encuentran en su interior, podemos saber de qué están hechas: “Podemos pensar en la masa mal mezclada de un pastel de frutas que representaría la mayor parte de la roca de Hypatia, lo que llamamos dos ‘matrices’ mixtas en términos de geología”.

Pues bien, la “mezcla” que conforma la masa de Hypatia no se parece a nada conocido ni visto hasta ahora en la Tierra ni en nuestro sistema solar. Se esperaría ver un bajo porcentaje de carbono en la masa y mucho silicio. Pero resulta que esta hecha completamente al revés. Además, no sólo es algo totalmente inhóspito hasta ahora, sino que, los materiales que la componen parecen haberse formado en un periodo pre-solar.

“Lo que sí hemos averiguado es que Hypatia se formó en un ambiente frío que probablemente rondaba en temperaturas interiores a las de nitrógeno líquido en la Tierra. Si fuera de nuestro sistema solar, habría estado mucho más lejos de la zona del cinturón de asteroides que se encuentra entre Marte y Júpiter”.

La mayoría de cometas provienes del cinturón de Kuiper que se encuentra más allá de la orbita de Neptuno. Una pequeña parte de ellos vienen desde la Nube de Oort y una minoría lo hacen desde todavía más lejos. Y aún sabemos relativamente poco sobre la composición química de los objetos que merodean por el universo.

Y los nuevos resultados de estas investigaciones están haciendo replantearse lo que hasta ahora sabemos de la formación del universo y de la materia que lo compone. Si quieres conocer más sobre la investigación, visita el siguiente vídeo:

VER ▶ Manuscritos Antiguos Confirman que RA fue un Dios Extraterrestre de Egipto

Miguel A. Fuentes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here