Hoy vamos a analizar I, pet goat II, un cortometraje que si bien data ya de hace años (2012 para ser exactos), muchos de sus mensajes aún no han sido descifrados, y más allá de eso, muchas cosas de las que aquí se ven, suceden en el mundo. Quizás lo has visto, o quizá no, pero este cortometraje realizado por Louis Lefebvre está lleno de mensajes y símbolos que te darán un vuelco en la forma de pensar. Mira el video a continuación:

El nombre del vídeo va de la mano con su intro “I, pet goat” (Yo, cabra mascota), donde muestra una cabra aparentemente sedada, con un código de barras en su frente. Es curioso verla en un lugar donde no puede moverse, encerrada por cercos de alambre de púas. La referencia innegable es en torno al ganado, un animal de ganado marcado y controlado para beneficio de alguien.

Aquí es donde se empieza a caer en el mundo de conspiraciones, porque para los masones la cabra es un animal muy importante, además que muchas sectas denominadas satánicas utilizan simbología relacionada a las cabras (el ejemplo de Baphomet), y el código de barras en la frente es como una analogía directa a la “marca de la bestia” encontrada en el libro de las revelaciones de la Biblia.

Unas manos escamosas controlando una marioneta, su mano derecha manchada de sangre, mientras que en su mano izquierda ostenta una prenda de oro. Las manos de reptil pueden asociarse otra vez a referencia religiosa, donde se atribuyen características demoníacas a dicho animal, como por ejemplo en el cristianismo o la antigua religión egipcia. El símbolo puede derivarse de lo que se llama “razonamiento de reptil”, que es una persona guiada por sus instintos más primitivos y un sentido de identidad única extremadamente fuerte, representando una persona que sería la definición por excelencia de “antisocial puro”, que curiosamente tiene tendencia a alcanzar posiciones de alto poder o riqueza en la sociedad moderna.

De la misma manera, la mano ensangrentada es la derecha, y la que tiene las riquezas es la izquierda, eso me tiene confundido, si se recuerda que culturalmente se refiere a la mano izquierda como la “secundaria” o de apoyo, de alguna manera se implica que las riquezas están al servicio de la guerra. Personalmente me explico esto diciendo que de ser una persona con cerebro de reptil tras bastidores, su lógica da mayor prioridad a cosas como la violencia que a las riquezas.

Debajo de estas personas, el “poder invisible”, George W. Bush con un sombrero de tonto. Está en un aula de clases, pero lo que me llama la atención es la mujer a su izquierda, siendo la profesora que lo mira con suspicacia. Simbolizando una serie de “académicos”, personas estudiadas e inteligentes, a veces entre la población en general, que no creen en éstos discursos y los miran con desagrado, pero que a la vez se sienten impotentes, no pueden hacer nada al respecto. Al mismo tiempo Bush baila y hace gestos que se pueden atribuir a ciertos ritos de la francmasonería.

Después ‘¡Ta-da!’ Bush es cambiado por Obama, que muestra un birrete como diciendo que es más inteligente que su predecesor, mientras también muestra vanidosamente sus atributos de carisma. Pero cae en el mismo pote, está leyendo un guión, es otro títere, y la maestra sigue mirándolo con desconfianza.

Al frente de él están los niños, que representan como una masa azulada sin rostro, y en medio de ellos una niña vestida de blanco que sostiene una manzana. Algo importante aquí, es que estos “niños de harina” están separados de ella con alambre de púas, pero por la expresión de ella y la configuración, no es que ella esté alejada de ellos, sino que ellos la excluyen.

La niña de blanco podría de alguna manera representar pureza o inocencia, algo que en los sistemas educativos suele perderse, y tras una triste expresión, deja caer la manzana -referencia al fruto prohibido bíblico, el conocimiento, la ciencia del bien y el mal- a los pies de Obama, ésta se abre por la mitad. De entre las mitades, nace una flor de loto, símbolo que se usa en el budismo para identificar la iluminación y liberación, visión que aterroriza a Obama.

La visión se aleja, y muestra una referencia que se confunde entre “Salmo 23” y “Zion” a modo de graffiti, ambos símbolos de tiempos de cambio de acuerdo al conjunto de creencias al que pertenecen. La escuela se encuentra en un paisaje helado y desolado, que parece una mezcla de EEUU e Inglaterra, y al fondo se puede vislumbrar una clara referencia a la caída de las torres gemelas. Ahora lo interesante está en el país de hielo, referencia a dos de los países con las sociedades más individualistas del mundo.

Se ve una escena que muestra una figura asemejándose a Cristo, y para irritación de muchos, sobre una barca que tiene como adorno una cabeza de chacal negro, símbolo del dios Anubis en la mitología egipcia. Ahora, lo que parece que mucha gente falla en ver, es que eso significa que dicha canoa anda navegando en el inframundo, así también, se ve a este “cristo”, con los ojos cerrados, como si estuviera dormido.

Simbolismos un poco más evidentes, como Bin Laden con una medalla de la CIA, el petróleo derramándose sobre el mar, la estatua de la libertad sobre un hexagrama como diciendo “en EEUU mandan los judíos”…

Después, más referencias a reptiles, un niño con la cabeza partida de la que emerge una serpiente cuya cabeza es un televisor. Refleja la satanización a la televisión como medio de manipulación y desinformación, aprovechándose de los instintos más bajos -el reptil- para lograr su cometido. También puede ser una abierta referencia a los demonios bíblicos, específicamente Leviatán, que se suelen representar con una serpiente.

Bombarderos B-2 Spirit/Pegasus lanzando explosivos sobre estructuras propiamente árabes y se ve una madre musulmana llorando a un niño muerto, seguramente su hijo. Después breves referencias, una al abuso infantil, el niño golpeado, vendado y muerto, y después los conflictos de violencia en África, donde se ve a un niño con pinturas de alguna tribu portando un fusil, y luego otro hombre le quita lo que parece una cinta o venda, de color púrpura. Da la impresión de que ese gesto es una referencia a la prostitución infantil.

La flor de loto se hunde en un río verde junto a un trabajador portando el emblema por excelencia del comunismo. Una niña se atraviesa a un desfile de tanques portando una bandera blanca, protestando, buscando la paz. Pero una figura esquelética, una representación de la muerte, la detiene. El miedo a la muerte detiene a la niña de seguir peleando por lo que cree.

Otra vez al tipo de cristo en su viaje, esta vez parece que está teniendo una pesadilla, y se ven escenas que hacen referencia al cosmos y el fuego, dígase el sol. Otra vez una referencia religiosa, esta vez en torno a la luz que el sol representa, y que para muchas culturas también es su propia versión de la iluminación. Y desde su barca, se le ve saliendo de una cueva que da la impresión de ser una garganta, y después se ve la sombra de su halo negro en torno a la del chacal del bote.

Aquí es importante recordar la referencia al bote de Anubis y el inframundo, diciendo que este tipo de “conciencia” que posiblemente permanece aún dormida pero intranquila, fue expulsada del infierno, o consiguió su camino de salida.

Un faro que resembla un falo, y en su punta una cruz. El nuevo Cristo emerge, en medio de una orquesta que se ve dirigida por la muerte, una gran cantidad de personas desaparecen bajo él, algunos dicen que es la élite controladora la que desaparece, otros que es la población común. Hay un detalle importante, y es que el cristo que se veía antes se le veía en barco, a este no, pero también tiene los ojos cerrados. Quizá también sea referencia a la llegada un falso mesías.

Pero después, el sol empieza a salir, la serpiente con cabeza de TV huye a esconderse, y el niño que antes estaba corroído camina a esta nueva luz. El “cristo” sale de la cueva en la misma barcaza, dejando flores de loto por donde pasa. Monumentos religiosos se derrumban debajo de él, el poder de las iglesias se desmorona cuando este va apareciendo, y cuando abre los ojos su corona de espinas se esfuma.

El símbolo de la corona de espinas está difícil de analizar. En la historia bíblica, esta corona le es puesta a Jesús de Nazaret antes de crucificarlo, a manera de burla por su declaración de ser el hijo del “altísimo” y rey de todos los judíos. Posiblemente su desaparición sea una referencia a decir que éste “Cristo” no es ningún hombre.

Este cristo, por la simbología que lleva en su cuerpo y el viaje que realiza es una representación de la conciencia, por eso su “capacidad” de generar las flores de loto y desvanecer los monumentos de las iglesias institucionales. Ahora, algo que parece nadie notó, es que eso es una referencia a la historia del dios egipcio del sol, Ra. Decía que él tomaba paseos en una barca, uno para el día, y otro para la noche. Cuando se hacía de noche, él -el sol- iba en un viaje al inframundo para enfrentarse a Apophis -la serpiente dios del caos-, y que al amanecer emergía victorioso una vez más para traer la luz sobre Egipto con la serpiente conquistada.

Quizá el mensaje de este corto es algo similar, diciendo que después de la noche viene el día, y que tarde o temprano se verá “un despertar” donde muchos viejos paradigmas pasarán a la historia, y que de la misma forma, se repite como un ciclo, de la ignorancia a la conciencia, de la conciencia al sueño y del sueño a la ignorancia.

VER TAMBIÉN ▶ Las 13 familias que Gobiernan el Mundo: Fuerzas Oscuras detrás del Nuevo Orden Mundial

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here