Por primera vez en la historia y con nuestra tecnología actual, los investigadores han producido nano-objetos que se pueden encoger “solos”.

Primero, los investigadores ensamblaron objetos 3D en un hidrogel especial, luego un ácido hizo que el gel y su contenido se contrajeran. El diseño 3D se convirtió así en un objeto diez o mil veces más pequeño, sin distorsiones ni defectos.

La gran ventaja: este método de “fabricación por implosión” es factible con la tecnología convencional y permite la creación de nuevas nanoestructuras, como informan los investigadores en la revista especializada “Science”.

El equipo científico inventa un método para reducir los objetos a la nanoescala

Investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) han desarrollado un método que, por primera vez en la historia, produce objetos 3D detallados en una nanoescala, al disminuir.

Para hacer esto, primero colocan los componentes del objeto en una pre-variante más grande. Luego se encoge todo y crean el objeto deseado en formato nano.

Esta llamada “fabricación de implosión” es posible gracias a un hidrogel especial hecho de poliacrilato/poliacrilamida. Si, por ejemplo, este gel se expone a un ácido, el contenido de agua y los enlaces químicos cambian para que todo el gel se contraiga de manera uniforme.

El nuevo método amplía considerablemente las posibilidades existentes sobre la nano-fabricación, como los investigadores enfatizan:

“Con la fabricación de implosión, podemos producir todo tipo de estructuras, degradados, formas u objetos desconectados a partir de varios materiales”.

La gran ventaja es que estas estructuras 3D se pueden ensamblar y diseñar antes de encogerlas con una precisión que apenas es posible a nuestra imaginación.. ¿Qué opinas?

VER TAMBIÉN ▶ Científicos integran músculos vivos en robots: ¿Se acerca la era Terminator?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here