En Alaska están acostumbrados a las desapariciones. Cada año, alrededor de 3.000 personas se esfuman en la península, una cifra aún más llamativa si tenemos en cuenta que en ella viven 736.732 personas, según el censo del año 2014.

En muchos casos, estas personas aparecen, vivas o muertas: muchos exploradores y suicidas se decantan por la soledad de dichos parajes. En otros, las condiciones naturales del Estado americano, plagado de ríos, glaciares y un frío extremo, complican la búsqueda. Casi todos sus habitantes conocen a alguien que desapareció sin dejar rastro.

En una zona del noroeste de Alaska, que cubre 300.000 millas cuadradas, más de 20.000 personas han desaparecido misteriosamente. La mayoría de estas desapariciones se han producido en un área que llaman el Triángulo de Alaska.

Algunas personas se perdieron entre el agreste paisaje, otros desaparecieron en accidentes de avión. Pero en todos estos casos, los cuerpos son descubiertos en formas misteriosas.

¿Quién o qué está detrás de esto? Algunos creen que es el trabajo de los depredadores locales. Otros apuntan a criaturas legendarias como el Kushtaka , o el monstruo del Lago Iliamna. Y algunos creen que es una fuerza sobrenatural llamado “el vil vórtice”.

Los indios norteamericanos no andaban con brújulas, al menos durante largo tiempo, pero saben desde épocas inmemoriales que en ese territorio suceden cosas raras. La tradición esquimal y otras culturas autóctonas están llenas de leyendas sobre el lugar.

Quizá el exceso de claridad, al menos durante una parte del año, esté contribuyendo a la ocurrencia de los oscuros fenómenos que se producen en el Triángulo de Alaska. El sol baña casi permanentemente el territorio durante tres meses al año y se cree que hay una mayor actividad electromagnética que es la causante de las anormalidades.

Pero no es una explicación muy convincente, ya que las desapariciones no se detienen durante los largos meses de invierno.

Otra hipótesis que se ha aventurado es la posición del territorio sobre la confluencia de dos placas tectónicas; este razonamiento también tiene su flanco débil, ya que justificaría una mayor actividad sísmica pero no por si solo un índice de desapariciones tan elevado.

Lo cierto es que el mundo sigue sin saber si el caso del Triángulo de Alaska es cosa de una fuerza mayor o simplemente leyendas que se han ido alimentando sobre unas cuantas personas desorientadas en una zona complicada.

Mientras tanto, muchas personas seguirán sin volver de aquella tierra cada año.. ¿Qué opinas? Déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ Oceanógrafos: Bajo el Triángulo de las Bermudas Existen Pirámides y Tecnologías Desconocidas (Video)

9 Comentarios

  1. que paso con el perro pues estos casos no son muy frecuente esto se nota que es una abdubcion multiple soy de argentina y quisiera saber que paso sobre el animal

  2. No aclaran cual es la causa de tantas muertes, se puede especular con lo que uno quiera, pero porque tantas muertes. Si fuera por la soledad en un territorio tan grande, cuantas muertes habría el la Amazonía… ?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here