Hace 500 años los terraplanistas podían quemarte en la hoguera si te atrevías a decir que la Tierra era esférica. Las cosas, por suerte han cambiado y la gente expresa su opinión libremente, a pesar de no poder demostrarla científicamente.

Las ‘fake news’ o noticias falsas están haciendo más daño que nunca gracias a las redes sociales. Por eso no debe extrañar que cada vez haya más personas que crean que la Tierra es plana y planteen diversas teorías conspiranoicas sobre las mentiras que los gobiernos de todo el mundo estarían lanzando a sus ciudadanos para hacerles creer que la Tierra es redonda.

YouTube está plagado de vídeos con centenares de supuestas pruebas sobre la forma del planeta en el que vivimos. Muchas de las personas que siguen creyendo en esa posibilidad se reúnen cada año en algún lugar de Estados Unidos para llevar a cabo un fin de semana conjunto en el que se reafirman en sus teorías. Y las preguntas realizadas a muchos de los participantes en ese encuentro ha permitido encontrar al culpable de que cada vez haya más gente que se crea esas ‘fake news’: YouTube.

Un grupo de investigadores de la Texas Tech University ha hablado con 30 participantes en el congreso: todos menos uno se habían convencido viendo vídeos en YouTube y el único que no lo hizo así se convenció por lo que le dijo su hija y su yerno… que sí habían visto esos clips en el gigante de los vídeos en Internet.

Asheley Landrum, director de la investigación, reconoce a The Guardian que muchos de los vídeos con más éxito se lo deben a teorías que van desde la conspiración a supuestos mensajes bíblicos. Y una misma pregunta se repite en cada conversación con estos ‘creyentes’: ¿dónde está la curva? ¿Por qué el horizonte está siempre colocado al mismo nivel de los ojos? etc.

Para Landrum, YouTube no ofrece esa información intencionadamente, pero cree que debería cambiar su algoritmo para ofrecer vídeos con información más precisa: “Creer que la Tierra es plana en sí mismo no es perjudicial necesariamente, pero acarrea una desconfianza en las instituciones y la autoridad en general. Queremos que las personas sean consumidores críticos de la información que se les da, pero debe haber un equilibrio”.

El director de la investigación no quiere vetar esos vídeos, sino que pide combatir la desinformación con las mismas herramientas: “Necesitamos otros videos que digan por qué esas razones no son reales y aquí hay varias maneras en que puedes investigarlo por ti mismo”.

Landrum tiene claro cuál es el camino: “Siempre habrá un pequeño porcentaje de personas que rechazarán cualquier cosa que los científicos expongan, pero tal vez haya un grupo que no lo haga. La única herramienta que tenemos para combatir la desinformación es intentar abrumarla con mejor información”.

VER TAMBIÉN ▶ Organizan un Crucero hasta el “Fin del Mundo” (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here