Facebook se está recuperando tras haber sufrido este miércoles la peor caída de servicio de toda su historia, que también afectó a sus dos plataformas de mensajería Messenger y WhatsApp, y a Instagram.

Los mayores problemas de conexión han durado hasta primera hora de este jueves, cuando las incidencias de estas tres redes han bajado y regresado casi a sus niveles habituales, según Outage Report y Downdetector.

Facebook se enfrenta además a una investigación criminal en Nueva York como consecuencia de las sospechas de comercialización de datos de sus usuarios.

Fueron 14 horas de angustia para millones de personas que vieron cómo ni Facebook, ni Instagram ni Whastapp estaban disponibles. Una caída mundial que daña la imagen de Zuckerberg que no para de tener frentes abiertos. Es la mayor interrupción jamás sufrida por la red social.

Paradójicamente, Facebook tuvo que recurrir a twitter para comunicar su caída y sus problemas. El apagón parece estar disminuyendo en las primeras horas del jueves.

Facebook lanzó el mensaje: “Lo sentimos, algo salió mal. Estamos trabajando para solucionarlo lo más rápido posible”. La red social cuenta con más de 2.300 millones de usuarios, e Instagram tiene más de 1.000 millones. Las etiquetas #FacebookDown y #InstagramDown fueron tendencia en Twitter durante el día de ayer.

“Somos conscientes de que algunas personas actualmente tienen problemas para acceder a la familia de aplicaciones de Facebook. Estamos trabajando para resolver el problema lo antes posible”, publicó Facebook en Twitter. La compañía ha desmentido que se trate de un ataque.

La caída no es el único problema del gigante. La investigación criminal que tiene lugar en Estados Unidos sobre los acuerdos de datos que Facebook estableció con algunas de las compañías de tecnología más grandes del mundo ha dado un paso adelante y se han requerido los registros de dos de estas empresas.

Un gran jurado del estado de Nueva York ha pedido los registros de dos de las empresas que confirman que estas se habían asociado con Facebook para obtener acceso a información personal de cientos de millones de sus usuarios de la red social, como han confirmado dos fuentes cercanas a las empresas al diario The New York Times.

Facebook lleva un tiempo intentando defenderse de todas las acusaciones que aseguran que la compañía compartía los datos de sus usuarios con terceros por motivos comerciales, a través de una investigación de la Universidad del Nordeste (Estados Unidos) que ponía de manifiesto que compartía datos de seguridad como el número de telefóno o de Messenger para personalizar la publicidad de los anunciantes.

Ahora, un gran jurado de Nueva York ha citado los registros de al menos dos fabricantes de teléfonos inteligentes y otros dispositivos que se encuentran entre las más de 150 empresas con las que Facebook había acordado acuerdos de intercambio de información, entre las que se incluyen Amazon, Apple, Microsoft y Sony.

Los acuerdos permitían a empresas como Netflix, Spotify o Amazon ver los amigos de los usuarios, la información de contacto y otros datos sin el consentimiento de estos. No está claro cuándo comenzó la investigación del gran jurado, supervisada por los fiscales de la oficina del fiscal general de Estados Unidos en el distrito este de Nueva York, o en qué se está enfocando, explica The New York Times.

Por su parte, Facebook ya eliminó la mayoría de las asociaciones en los últimos dos años, y ha declarado al medio estadounidense que está “cooperando con los investigadores y tomamos esas investigaciones en serio”.

VER TAMBIÉN ▶ Facebook censura la visibilidad y capacidad de compartir publicaciones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here