La sonda ‘Bereshit’, primera de Israel y con destino a la superficie lunar, se ha estrellado este jueves pasado en el satélite tras presentar una serie de fallos técnicos durante la maniobra de descenso.

Mientras la nave se acercaba a la Luna, la firma israelí SpaceIL perdió el contacto en varias ocasiones. Los científicos, que esperaban que la misión tocara tierra a los pocos minutos, se estrelló contra la superficie lunar después de presentar fallos en el motor.

‘Bereshit’, que en hebreo remite a la frase bíblica ‘En el principio’, había viajado por el espacio durante siete semanas en una serie de órbitas en expansión alrededor de la Tierra antes de pasar a la influencia gravitatoria de la luna la semana pasada.

Hasta ahora, solo tres países han logrado realizar un aterrizaje “suave” en la superficie lunar: Estados Unidos, la antigua Unión Soviética y China.

Detrás de esto, existe un juego de poder frente a los demás países que tengan la misma capacidad tecnológica. Llegar a la Luna antes que los rusos era clave. Comenzar a sacar metales de un asteroide es clave. Tener satélites espías es clave.

La lucha es para demostrar que se tiene poder sobre los demás países del mundo. Y otra vez se está, con sondas, de regreso a la Luna, tal como lo pretendió, hacerlo Israel con Baresheet.

En realidad, se puede hablar de que este país no cuenta con la suficiente tecnología para enviar sondas al espacio, de todos modos, SpaceIL, una organización israelí decidió hacerlo, aun cuando hubiera posibilidades de fracaso.

Pero y si nos encontramos en un punto en que la elite ya no permitirá que haya alunizajes de otros países, como la que pretendió Israel cuando se asoció a una empresa sin fines de lucro, y sean solo naciones como China, Rusia y los Estados Unidos, las que puedan hacer estos viajes espaciales.

Estaremos ante otra hegemonía, y de esta manera, se advierta que, en la Luna ya no es posible el alunizaje de sondas de otros países, y desalentarlo así. Que solo se pretenda que estos tres países tengan carta abierta para la explotación minera del satélite.

Estamos ante el acaparamiento del espacio, como sucede con la Antártida, donde no se permite la entrada de ningún país, salvo los países asociados que tienen sus bases de investigación y/o militar.

Que se esconda, en la Luna, algo que no se desea sea ser visto por otros países, aún cuando pertenezcan a esa Elite, no se les ha revelado el secreto.

De todos modos, seguimos en el oscurantismo informativo, la verdadera tecnología aeroespacial sigue oculta para el conocimiento de la humanidad.. ¿No crees? Mira el siguiente video y déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ El asteroide Apofis impactará contra la Tierra el 13 de abril de 2029 (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here