Un teniente coronel retirado de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos afirma que Julian Assange está recibiendo el mismo tratamiento que los sospechosos de terrorismo.

En pocas semanas hemos tenido acontecimientos importantes que marcan la intencionalidad expresa del gobierno de EE.UU. de garantizar la impunidad de sus crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

La impunidad siempre es protección de quién ya cometió un delito, pero es, al mismo tiempo, un impulso a nuevos crímenes por parte de quienes sienten que no deberán responder por sus faltas.

El teniente coronel retirado de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Karen Kwiatkowski, escribió un artículo publicado en la web de Lew Rockwell en el que afirma que Julian Assange está recibiendo el mismo tratamiento que los sospechosos de terrorismo en cautividad en la prisión de Belmarsh, el Guantánamo británico.

El FBI, el Pentágono y la CIA están “entrevistando” a Assange. Escribe Kwiatkowski: “‘Entrevistando’ es la palabra equivocada. Prefiero decir ‘manipulando’, porque sería más acertado, excepto que aquella palabra implica algún efecto positivo.

‘Chemical’ Gina (Haspel, directora de la CIA) tiene sus manos en esto y nos han dicho que Assange está siendo ‘tratado’ con bencilato de 3-quinuclidinilo, conocido como BZ”.

BZ es una poderosa droga que produce alucinaciones. Produce pérdida de la memoria a corto plazo, ansiedad, sensación de agresiones en contra, incluso horror.

Los efectos del BZ pueden durar días y personas usadas como conejillos de indias experimentaron blackouts mentales, vidas paralelas, visiones extremas.

Denuncia Kurt Nimmo, colaborador de Global Reasearch, que “Assange está siendo químicamente lobotomizado antes de ser extraditado a los Estados Unidos para ser enjuiciado”.

La lucha por la verdad está en momentos difíciles, pero lógicamente es obligatorio continuarla. La gente debe conocer estos hechos y antecedentes, antes que caiga en la trampa de las mentiras miles de veces dichas y que justifican crímenes mayores.

Pero, ante todo, comprender que a las potencias imperialistas no les importan los derechos humanos, que si los mencionan o hablan de crisis humanitarias, es solo como coartada de sus ataques a pueblos enteros.

Justificación que la vemos todos los días en los noticiarios y periódicos más vendidos (en los dos sentidos de la palabra). ¿Qué opinas al respecto? Déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ El Grupo Bilderberg se reúne en California para formar un Nuevo Orden Mundial

1 Comentario

  1. No me causa,novedad ,si fueron capaces de desaparecer las torres gemelas no tienen límite de nada ..envenenan mundo con sus productos..como la Coca-Cola.. etc.. es por eso que los infieles desaparecerán.. cuando la hora de Dios caiga sobre ellos..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here