Argentina ha amanecido a oscuras. Un apagón histórico ha dejado desde las siete de la mañana de este domingo sin electricidad a todo el país, a buena parte de Uruguay y algunas ciudades de Chile y Brasil.

Las autoridades no han hallado aún una explicación al problema de suministro, que no tiene precedentes en Argentina. Edesur, una de las empresas distribuidoras de energía de la ciudad de Buenos Aires, ha afirmado que la causa ha sido “una falla masiva en el sistema de interconexión eléctrica.

Edenor, su contraparte en la región norte de la ciudad, también ha hablado de un fallo masivo, y ha aclarado “que por el momento se desconocen las causas”. Cuando la capital argentina llevaba tres horas sin luz, las distribuidoras informaron de que poco a poco el servicio tendía a normalizarse, aunque demoraría “varias horas” en recuperarse totalmente.

Edenor ha afirmado a las tres de la tarde hora local que el 95% de los clientes volvía a tener suministro. Edesur refería a su vez que el 80% de sus clientes, cerca de dos millones de personas, volvían a tener electricidad.

El presidente del país, Mauricio Macri, ha escrito en su cuenta de Twitter cerca de las dos de la tarde, hora local, que la situación “del 50% de los usuarios” se encontraba “normalizada” y que las causas de este “caso inédito, que será investigado a fondo”, aún se desconocían.

Una posibilidad es que las tormentas que golpean al litoral argentino desde hace varios días “hayan afectado el sistema líneas de Yacyretá-Salto Grande”, las dos represas sobre el río Paraná, al norte de la capital argentina, que son el corazón del sistema de energía eléctrica del país y también de Uruguay.

“Eso saca de sincronismo a las centrales eléctricas de todo el país, que tienen protección automática cuando se altera la frecuencia de 50 Hz”, explicaron fuentes de la secretaría de Energía al diario Clarín.

El corte de electricidad ha dejado además a cientos de miles de personas sin agua. Aysa, la empresa pública que da servicio en la capital argentina y en 26 distritos de su extrarradio, donde viven en total 14 millones de personas, alertó de que sus sistemas de bombas estaban sin energía y pidió a sus clientes que hicieran “un uso racional del suministro”.

“Con motivo de esta falla eléctrica, podría registrarse baja presión y/o falta de agua en algunos barrios de la ciudad y partidos de la provincia de Buenos Aires”, aseguró la empresa en un comunicado.

En Twitter circulan decenas de vídeos y fotos con imágenes del apagón. Un reportero de la radio Cadena 3, con base en la provincia de Córdoba, mostró cómo algunos comercios con grupo electrógeno propio todavía tenían luz, pero gasolineras y semáforos no funcionaban.

Que los comercios dispongan de grupos electrógenos es normal. Argentina arrastra años de crisis energética y los cortes de electricidad son habituales en verano, cuando el uso de aires acondicionados colapsa el sistema nacional.

La vuelta a la normalidad en las zonas afectadas será lenta en cualquier caso. La portavoz de Edesur, Laura Martínez, ha dicho que “volver a poner toda la red de alta tensión en funcionamiento para pasar a la media y baja es una contingencia que va a dejar a los argentinos por algunas horas más sin energía eléctrica”.

Unos 450.000 clientes habrían recuperado la electricidad cerca del mediodía, hora local, según ha asegurado la compañía en un mensaje en Twitter. “La recuperación se va a ir dando de manera paulatina para no provocar daños mayores, se tiene que poner el sistema en condiciones y eso requiere de maniobras paulatinas”, ha dicho Martínez, en declaraciones a Radio Mitre.

VER TAMBIÉN ▶ Científico admite que la NASA nos fumiga con Litio (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here