Un eclipse solar total, como el que se podrá ver desde algunas zonas de Chile y Argentina este 2 de julio, es uno de los espectáculos naturales más impresionantes y bellos.

Por unos segundos o minutos, el cielo se oscurece por completo, como si el Sol hubiese desaparecido de forma súbita. No en vano la palabra “eclipse” deriva de una antigua expresión griega que significa “abandono”.

Pero así como las antiguas civilizaciones temían este fenómeno natural por su impredictibilidad, hoy en día podemos calcular con exactitud cuándo sucederán, dónde se verán y por cuánto tiempo.

En el caso del eclipse solar total del 2 de julio la franja de totalidad será de unos 150 kilómetros de ancho y atravesará de oeste a este partes de Chile y Argentina.

En Chile, la sombra de totalidad va cubrir de ancho desde Guanaquero (región de Coquimbo) hasta Caleta Chañaral (región de Atacama), explica la Fundación Chilena de Astronomía (Fuchas).

“Luego cruzará nuestro país de mar a cordillera sobre el sector sur del desierto de Atacama para seguir luego hacia el sureste en viaje a Argentina”, continúa.

En Argentina cruzará parte de seis provincias: el centro de San Juan, sur de La Rioja, norte de San Luis, centro sur de Córdoba, sur de Santa Fe y buena parte del norte de Buenos Aires, pero no la capital nacional, que se verá parcial al 99%.

En el resto de Chile y Argentina será un espectáculo parcial, algo que también sucederá en la totalidad del territorio de Bolivia, Paraguay y Uruguay, así como en partes de Brasil, Colombia, Ecuador, Nicaragua, Panamá, Perú y Venezuela.

¿Qué hay que hacer para verlo de forma segura?

“Ver un eclipse solar es una experiencia memorable, pero mirar al Sol de forma directa puede dañar tus ojos seriamente”, la Academia Estadounidense de Oftalmología (AAO, por su sigla en inglés).

Mirar al astro sin protección incluso por un corto período de tiempo, agrega, puede dañar la retina de forma permanente y hasta puede provocar un tipo de ceguera llamada retinopatía solar.

“Hay solo una forma segura de mirar directamente al Sol, ya sea durante un eclipse o no: a través de filtros solares especiales para ese propósito”, explica la AAO.

Y agrega: “Estos filtros solares se utilizan en los ‘anteojos para eclipses’ o en visores solares manuales. Deben cumplir las normas mundiales específicas conocidas como ISO 12312-2”.

En otras palabras, no sirve de nada usar lentes de sol, radiografías, CD, vidrios ahumados u otros tantos productos que solían recomendarse como “seguros” hace años.

Tampoco es seguro verlo a través de la lente de un celular, cámara, telescopio o binocular. Estos también deben tener una protección especial.

Dicho esto, aquellos que estén en la franja de totalidad, durante el tiempo en que el Sol esté completamente tapado por la Luna, entonces podrán quitarse la protección y ver el fenómeno sin riesgo alguno para sus ojos.

VER TAMBIÉN ▶ Captan el momento que un meteorito explota sobre Puerto Rico (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here