Este 2 de julio, los residentes del Pacífico Sur y Sudamérica serán testigos de cómo el Sol desaparecerá detrás de la luna, convirtiendo la luz del día en noche.

Las temperaturas descenderán enormemente, insectos como los grillos se confundirán y empezarán a chirriar y las aves se ocultarán. Sin embargo, este Eclipse Solar podría ser mucho más de lo que pensamos…

Expertos aseguran que el hecho de que el eclipse se vea solamente en el Pacífico Sur y Sudamérica, se debe a que podría tratarse de una señal de que el apocalipsis está cerca.

Desde una perspectiva bíblica, un eclipse solar se entiende como una señal de Dios, una advertencia para un pueblo. Pero hay mucho más, ya que este eclipse solar será la advertencia de una catástrofe natural inminente y también, el comienzo de una guerra.

El eclipse también marca el comienzo de la Tribulación, una época que la biblia marca como un período de conflictos y sufrimiento a niveles nunca antes vistos en la historia humana.

Al parecer, este fenómeno está muy relacionado con una alineación astronómica del 2 de julio, que implica a las constelaciones de Virgo y Leo, junto a Mercurio, Marte, Venus y Júpiter. Además, el eclipse total se relaciona con la profecía de Joel 2:31:

«El Sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes de que venga el día grande y espantoso de Jehová».

Pero hay que estar seguros que después de este hecho el mundo no entrará en caos y destrucción, sino que se trata de una fase inicial de tres. Antes de que ocurra el apocalipsis, tres eventos sacudirán al mundo. Primero, la Gran Tribulación, los signos celestiales del Sol, la Luna y las Estrellas, y finalmente, señales sobrenaturales de los cielos.

Los expertos de las profecías bíblicas señalan que el próximo eclipse de Sol es una señal de que debemos estar preparados para los Tres Días de Oscuridad que se avecinan.

El aspecto más extraordinario del «Acto de Dios» será el día de la oscuridad sobre todo el mundo. Los tres días se han anunciado por profetas como Gaspar del Búfalo, Ana María Taigi, Isabel Canori Mora o Mariam Baouardy. Pero la profecía de los tres días de oscuridad más conocida fue la del Padre Pío, en 1950.

El sacerdote, reconocido por sus milagros y estigmas, dijo que mediante el momento de oscuridad hay que mantener las ventanas cubiertas, no mirar afuera, encender una vela bendita que dure varios días, orar, leer libros espirituales, hacer actos de comunión espiritual, rezar con los brazos abiertos o postrado en el suelo para que las almas sean salvas, no salir de casa y tener muchos suministros.

Son muchas las personas que piensan que este eclipse solar total es el punto en el que grandes cambios empezarán en la Tierra. Algunos piensan que es una señal profética, otros que se revelará una verdad oculta. Ahora solo nos toca esperar para saber qué sucederá…

VER TAMBIÉN ▶ Encuentran materia orgánica extraterrestre en Sudáfrica (Video)

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here