Las tormentas solares más grandes y peligrosas son provocadas por eyecciones de masa coronal, que son esencialmente grandes bolas de fuego que salen disparadas del Sol.

Los científicos aún no están seguros de qué causa estas explosiones, pero saben que están relacionadas con su campo magnético.

Y los astrónomos están realmente preocupados por estas amenazas, por lo que instan a los gobiernos para que preparen planes de supervivencia y construyan súper transformadores que puedan resistir las tormentas geomagnéticas.

Hoy, 31 de julio, una gran tormenta solar alcanzará directamente a la Tierra, y hoy también habrá una superluna negra, visible en norteamérica. ¿Coincidencia cósmica?

Recientemente se ha formado un agujero enorme en la atmósfera superior del Sol, y nuestro planeta se alineará con ese agujero hoy 31 de julio.

Una vez que ocurra la alineación, la Tierra será bombardeada por una poderosa tormenta solar, y nadie está seguro de cuán grave será. Si la tormenta es relativamente menor, podríamos experimentar algunas interrupciones en las comunicaciones por satélite y ver algunos fenómenos luminosos en el cielo.

Pero si la tormenta es realmente poderosa, nuestra red eléctrica podría ser afectada y podríamos experimentar cortes de energía generalizados.

Así que esperemos que esta tormenta solar resulte ser relativamente menor, porque el potencial para un evento catastrófico ciertamente está ahí. Y nuestro planeta definitivamente ha experimentado tormentas solares muy graves en la historia.

En 1859, una tormenta solar muy intensa azotó nuestro planeta, y destruyo gran parte de los sistemas telegráficos en todo Norteamérica. Se vieron auroras en todo el mundo, desde el hemisferio norte hasta el sur del Caribe.

Pero como si se tratara de una señal profética, a la misma vez que la tormenta solar habrá la llamada “Superluna Negra”.

Según el Almanaque de los agricultores, una publicación anual de América del Norte desde 1818, algunas personas llaman a la segunda luna en un solo mes “Luna Negra”.

Esta es la definición que se aplica a la luna llena que ocurre el 31 de julio. El término también se ha usado cuando no hay luna nueva en un mes, lo que solo ocurre cada 5 a 10 años en el mes de febrero.

Esta luna en particular el 31 de julio se llama Superluna Negra porque estará cerca de su punto más cercano a la Tierra. Pero son muchos los que consideran que esta “Superluna Negra” es una señal apocalíptica y que no es ninguna coincidencia que tenga lugar el mismo día que la gran tormenta solar.

La verdad es que no sabemos si el hecho de que estos dos eventos suceden el mismo día tiene algún significado, pero es realmente interesante.

Vivimos en tiempos muy inusuales, y nuestro mundo se está volviendo más extraño cada día. Los eventos globales están comenzando a acelerarse, y muchos de nosotros sentimos que todo tipo de locura podría comenzar a desatarse en cualquier momento.

Los científicos nos dicen que es solo cuestión de tiempo antes de que otra tormenta solar similar a la de 1859 vuelva a golpear nuestro planeta. En este punto, no estamos preparados.

¿Crees que la supertormenta solar y la Superluna Negra en el mismo día es una coincidencia, o puede ser algún tipo de señal de un inminente desastre cósmico? Déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ Descubren tres planetas que podrían albergar vida en un sistema solar cercano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here