Una extinción masiva es un tipo de extinción terminal en la cual desaparecen sin descendencia un 10 % o más de las especies a lo largo de un año..

Cuando se observa la Tierra desde una fotografía satelital y se mira parte de su superficie, el hombre lo considera el lugar de donde se originó como especie inteligente.

El nuestro, es un mundo hermoso y rico en recursos, más de lo que se puede imaginar. Nuestro planeta es un complejo ecosistema de nichos y hábitats. Cada ser vivo que la compone, proporciona el delicado equilibrio que la mantiene en la larga cadena de ecosistemas.

Pero también se dice que esto no fue así, y hace muchos millones de años, había mundos habitados en el Sistema Solar, y no únicamente, la Tierra era el sustento de miles de especies nativas. En Marte, existían las suyas propias que estaban en un proceso de desarrollo más adelantado, que las de otros planetas.

Existen dos historias, la oficial o científica donde los investigadores dan como causas primarias a fenómenos naturales existentes en ese tiempo, que pudieron haber ocurrido, para que supuestamente, la vida se extinguiera y se desarrollara como es actualmente. Pero hay otra la no oficial, fue desencadenada por procesos artificiales, al desarrollo natural de los sucesos.

La primera sostiene que hubo una serie de eventos catastróficos que dieron origen a extinciones masivas, a consecuencia de un fenómeno natural. Estos fueron grandes erupciones volcánicas que se dieron en el curso de cientos de miles de años.

La presencia de un metal pesado que cayó en el mar, también contribuyó a la desaparición de las especies marinas nativas. Esto es lo que dicen los equipos de investigación de la Universidad de Cincinnati y Geociencias de China, quienes parecen haber hallado la razón de la mayor extinción ocurrida sobre la Tierra.

Ocurrió hace unos doscientos cincuenta millones de años y terminó con el 95 por ciento de las especies marinas, y el 70 por ciento de los animales terrestres. En un artículo de la revista Nature Comunication se afirma que: “Fue por culpa de las potentes erupciones volcánicas”.

Un clima muy caliente, la lluvia ácida, y el calentamiento del agua fueron las principales causas de la extinción. “Las especies adaptadas a ambientes más fríos no tendrían posibilidades. Su conjetura es que el cambio de temperatura sería el factor número uno. Los efectos serían agravados por la acidificación y las toxinas liberadas en el medio ambiente”.

La historia no oficial, sin embargo, sostiene que ésto no sucedió por la explosión continua de volcanes, sino por el uso de artefactos que fueron dejados caer por una raza extraterrestre sobre la Tierra.

Y la razón fue, porque el planeta Marte, estaba sufriendo un agotamiento sistemático de sus recursos acuíferos, así como la presencia de una magnetosfera muy delicada que estaba siendo arrastrada por los vientos solares.

Con estos artefactos, se acabó con la mayor parte de las especies inferiores de la Tierra, puesto que no tenían un alcance evolutivo para ser competitivas con razas alienígenas inteligentes que también entraron en un proceso de decadencia.

El evento de extinción, en la Tierra se dio, no en un largo periodo, sino en uno tan corto que pudo ser posible que, las especies alienígenas pudieran establecerse en el nuevo mundo.

Se inició entonces un traslado masivo de especies inteligentes, y también las que no lo eran, para darles un nuevo hogar en la Tierra, y vivieran en condiciones menos adversas, como las que se estaban presentando en el planeta Marte.. ¿Quieres saber más? Mira el siguiente video y dejanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ Marine estadounidense asegura que los OVNIs son de origen extraterrestre

1 Comentario

  1. La finalización de la civilización humana terrestre en Tierra fue considerada desde el inicio del experimento que dio origen a esa raza. Y durante la mitad del pasado siglo veinte se efectuó la última reprogramación de ese casi inevitable final.
    La raza surgió con errores originales que no pudieron ser corregidos a lo largo de su desarrollo de miles de años. En una de las partes del “manual” de ese experimento se hizo mención al problema bajo la expresión de “el pecado original”, ya que la anomalía fundamental estuvo en la configuración del comportamiento de sus componentes en relación a la operatividad del sistema de reproducción para el logro de la mezcla de las cuatro razas primordiales, tres de ellas hermafroditas (de reproducción auto asistida), amarilla, blanca y roja y una cuarta, negra, con órganos reproductivos separados en dos portadores.
    Todo ello derivó en anomalías en el comportamiento general del componente humano terrestre, a lo que se le sumaron intromisiones externas que “ensuciaron” la finalidad del experimento.
    Los formadores y los operadores directos del “experimento humano” en Tierra, aplican múltiples maneras de concluir esta creación. Desde pestes hasta contiendas bélicas globales, pasando por catástrofes climáticas y espaciales, todo obviamente programado.
    Es muy difícil escapar a la finalización de esta forma de existencia terrenal.
    No obstante, los experimentadores han separado un grupo muy pequeño de humanos que serán utilizados para iniciar un nuevo ciclo experimental.
    Varios de los humanos terrestres que conocen la situación, relacionados con los niveles científicos, están desesperadamente construyendo y probando vehículos para escapar de aquel final. Mas ellos no desean entender que mayormente no lograrán resultados positivos en sus gestiones.
    Así será el cómo se diezmará la vida humana y animal sobre la superficie del portador Tierra.
    Y queda muy poco tiempo para que todo ello se manifieste concretamente. No más de un lustro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here