Una de las más grandes estaciones de monitoreo marítima ubicada en el Báltico ha desaparecido misteriosamente de un momento a otro. Sin dejar ningún tipo de rastro.

Boknis Eck es un observatorio submarino que se encontraba operativo desde diciembre del 2016, enviando datos de vital importancia al Centro GEOMAR Helmholtz como parte del estudio del Océano Kiel y el Centro Helmholtz Geesthatcht.

Sin embargo, a las 8:15 de la noche del 21 de agosto, la transmisión de datos de la estación de monitoreo se detuvo de golpe. Un equipo de rescate fue inmediatamente al lugar para ver qué había sucedido, sin embargo, se encontraron con un extraño escenario; solamente había un cable destruido. No había rastro de la estación.

Boknis Eck estaba en una zona restringida al norte de Alemania, a 1.8 kilómetros de la costa y plantado a 22 metros de profundidad. Cualquier tipo de bote que no perteneciera a la estación tenía prohibido navegar por el área, de acuerdo a reportes de la BBC.

Hasta el momento, la única teoría lógica es que alguien haya destruido la estación de monitoreo. Otros factores como alguna tormenta masiva, las corrientes de poderosas o animales marinos se descartaron por lo pesado del instrumento. Es por eso que es un total misterio saber quién y por qué eliminaron la estación científica.

Hermann Bange, coordinador del proyecto, declaró que creían que se tratara de un error en la transmisión, por eso se enviaron los buzos al lugar, pero los dispositivos no estaban, los buzos no lo encontraron ni por la noche ni por el día. Solo estaba el cable terrestre que había sido arrancado y destrozado por completo.

El observatorio estaba compuesto por dos bastidores, uno que pesaba 250 kilogramos y otro de 100 kilogramos. Los bastidores también incluían un marco que sostenía la fuente de poder junto a un cable muy pesado que conectaba la estación de monitoreo a la costa y un marco que sostenía los sensores.

De acuerdo a los expertos, los bastidores fueron arrancados literalmente de su posición, de acuerdo a GEOMAR. Los científicos han solicitado ayuda al público en general para encontrar la estación, pues catalogaron que la información que recopilaba era invaluable.

La zona es conocida por la desaparición de barcos navales, pero en esas ocasiones se creen que los culpables son saqueadores que destruyen los barcos para desecharlos. Por lo que podría estar sucedido algo parecido en este caso, aunque no está claro que podría poseer de valor una estación de monitoreo.

Entre las teorías, también se encuentra la de una operación militar siniestra, realizada por algún actor desconocido. Como sea, aún queda esperar que las investigaciones avances para saber qué es lo que ha sucedido. ¿Cuál es tú opinión?

VER TAMBIÉN ▶ Michio Kaku: Impactantes declaraciones desde Barcelona (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here