Los vampiros son un elemento permanente en las películas, libros, e Internet. La sed del público por los vampiros parece tan infinita como la sed de los vampiros por la sangre.

El vampiro más famoso es, por supuesto, Drácula de Bram Stoker, basado en el príncipe rumano Vlad Tepes (1431-1476). Sin embargo, la caracterización de Tepes como vampiro es claramente occidental.

En Rumanía, no es visto como un sádico bebedor de sangre, sino como un héroe nacional que defendió su imperio de los turcos otomanos.

Dejando aparte este detalle, los vampiros reales son cadáveres humanos que se dice que regresan de la tumba para alimentarse de los vivos. Estos vampiros tienen orígenes eslavos.

Pero también hay otras versiones más antiguas del vampiro, entidades sobrenaturales, posiblemente demoníacas, que tomaban forma humana.

¿Pero que ocurriría en caso de un apocalipsis vampírico? Para empezar, no hay forma de evitarlo, los vampiros son depredadores y los humanos son la presa.

El sentido común indica que los humanos serían aniquilados si los vampiros desataran su necesidad de sangre humana. Pero, ¿pueden los humanos y los vampiros encontrar una manera de coexistir?

Para descubrirlo, un grupo de matemáticos europeos han creado un modelo matemático de la relación depredador-presa y lo han aplicado a las representaciones de vampiros en la ficción.

Dominik Czernia, del Instituto de Física Nuclear de Cracovia (Polonia), ha creado una calculadora del apocalipsis vampírico que te permite jugar con diferentes escenarios sin tener conocimientos en matemáticas.

El modelo básico se basa en las ecuaciones depredador-presa de Lotka-Volterra, también conocidas como ecuaciones predador-presa o presa-predador.

Tiene en cuenta las relaciones entre humanos, vampiros y asesinos de vampiros en términos del tamaño y la tasa de crecimiento de cada población, la probabilidad de que un vampiro convierta a un humano o asesino en otro vampiro, y la probabilidad de que una interacción resulte en la muerte de un vampiro o un humano.

La expansión de Czernia te permite manipular varios factores adicionales, como la agresividad de los vampiros y los asesinos que atacan a sus víctimas y la frecuencia con la que los asesinos reclutan nuevos miembros para sus filas.

Los matemáticos se preguntaron si los vampiros representados en los medios populares podrían alcanzar un estado de equilibrio donde los humanos y los vampiros coexistan. Encontraron una posible solución, aunque el equilibrio es frágil y se interrumpe fácilmente.

Los vampiros en “Drácula” de Bram Stoker y “Salem’s Lot” de Stephen King se alimentan todos los días. Por lo general, drenan la sangre de una víctima durante varios días hasta que la víctima muere y resucita como vampiro.

Las personas intentan combatir a los monstruos, pero no hay asesinos de vampiros dedicados. Sin embargo, esta situación no es sostenible.

Los humanos caerían en la lista de especies en peligro de extinción en menos de seis meses y casi habrían desaparecido del planeta unos 20 días después.

La población de vampiros crecería exponencialmente hasta que las poblaciones de vampiros y humanos fueran iguales y luego la tasa de crecimiento disminuiría con la misma rapidez. Los vampiros y los humanos están en la vía rápida hacia la extinción en el modelo Stoker-King.

Los vampiros en las “Crónicas vampíricas” de Anne Rice son diferentes. No se alimentan de humanos con tanta frecuencia, las víctimas no necesariamente mueren, y convertir a un humano en vampiro es difícil y no suele ocurrir.

No hay asesinos de vampiros organizados. Los humanos duran más en el modelo Rice, pero las poblaciones de vampiros y humanos nunca alcanzan el equilibrio. Los seres humanos se convierten en una especie en peligro después de unos 30 años, y están casi extintos en el 49º año.

El último modelo de Czernia agrupa a los vampiros de la saga “Crepúsculo” de Stephenie Meyer, los libros Sookie Stackhouse de Charlaine Harris (la base de “True Blood” de HBO) y “La historiadora” de Elizabeth Kostova.

En los tres, los vampiros y los humanos coexisten, ya sea porque los vampiros se esfuerzan por permanecer ocultos o han desarrollado un sistema único de conciencia mutua y dependencia parcial. Hay grupos organizados de humanos (llamados “drenadores”) que ayudan a controlar la población de vampiros en la serie Stackhouse.

Este modelo puede producir un estado de equilibrio donde las poblaciones de humanos y vampiros disminuyen y fluyen en un patrón cíclico.

A veces los vampiros son ascendentes y, a veces, los humanos tienen la ventaja, pero el sistema siempre vuelve al equilibrio. Sin embargo, el sistema es frágil.

Los modelos son interesantes, y Czernia construyó la calculadora del apocalipsis vampírico, en cooperación con el Proyecto Omni Calculator, permitiendo modificar los modelos originales de muchas maneras.

Los parámetros de los modelos se explican en inglés simple para que se pueda jugar con ellos sin tener que lidiar con las matemáticas subyacentes.

Además, la calculadora permite diseñar diferentes tipos de vampiros, ponerlos en diferentes situaciones y descubrir si pueden sobrevivir sin matar su suministro humano de alimentos.

En otras palabras, tienes una herramienta para predecir que ocurriría en un apocalipsis vampírico. ¿Has probado la calculadora del apocalipsis vampírico? Déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ Seres ultraterrestres viven “con nosotros” en diferentes dimensiones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here