El pasado día 12, en la Iglesia de Santa Ana del Vaticano se realizó una conferencia a una audiencia llena de jesuitas (considerados los científicos de la Iglesia), sobre posibles encuentros con extraterrestres.

Los presentadores de la conferencia ofrecieron detalles sobre los más famosos incidentes OVNI de la historia, pero sin confirmar nada nuevo, ni especificar qué tiene que ver el Vaticano con la ufología.

La información de varias fuentes había llevado a los ufólogos y académicos en los últimos años a concluir que el Vaticano es muy consciente de dichos encuentros con extraterrestres y la presencia OVNI en nuestro planeta.

Y en lo que parece ser un movimiento sin precedentes, desde el próximo 2 de marzo de este año, el el Vaticano finalmente permitirá que los investigadores de diferentes países tengan acceso a información relacionada con el pontificado de Pío XII (1939-1958).

Con ésto quieren poner fin a un debate de largas décadas sobre su papel real durante la era del “Holocausto”, aunque en estos documentos también parecen describirse casos de mucho interés para los ufólogos.

Como ya hemos escrito anteriormente en Ufo-Spain, el Papa Juan XXIII supuestamente tuvo un encuentro extraterrestre en el verano de 1961, dos años antes de su muerte.

Este sorprendente encuentro fue revelado años más tarde, en la década de 1980, por el secretario personal del Papa, el fallecido Loris Francesco Capovilla.

Loris presenció el incidente y lo mantuvo en secreto, siguiendo los deseos del Papa, durante más de dos décadas hasta que se reveló en un periódico británico.

Una tarde de julio de 1961, en la residencia de verano en Castelgandolfo, cerca de Roma, el Papa y su secretaria estaban paseando por los jardines de la propiedad..

Alrededor de las 10 de la noche notaron una estrella brillante. La supuesta estrella comenzó a descender y después de unos minutos, se dieron cuenta de que se trataba de algún tipo de nave voladora.

El OVNI en cuestión tenía una forma redonda, con luces azules y ámbar. El brillo de las luces era tal que el jardín parecía haberse iluminado con la luz del día.

Cuando el OVNI estuvo lo suficientemente cerca, se detuvo y permaneció estable en el aire. Un rayo de luz amarilla apareció debajo de la nave. La luz daba la sensación de un tubo de luz que se detenía a uno o dos metros del suelo sin reflejarse en el suelo.

Del tubo de luz surgió un ser humanoide. El alienígena tenía un halo blanco dorado a su alrededor. Era más alto que el humano promedio y tenía las orejas grandes y puntiagudas.

El ser levantó el brazo para saludar al Papa y a su secretaria, pero pensando que estaban presenciando una visión divina, éstos se arrodillaron y comenzaron a rezar.

Después de unos momentos levantaron la cabeza, pero el extraterrestre todavía estaba a pocos metros de ellos. Sin decir nada, el Papa Juan XXIII se levantó y caminó hacia el alienígena. Loris permaneció en silencio de rodillas observando al Papa y al alienígena conversando.

No hay información sobre lo que hablaron. De la información disponible sabemos que, aunque Loris podía escuchar la voz del Papa, la conversación era telepática.

Después de comunicarse durante unos 20 minutos, el alienígena se volvió y se fue. La nave despegó en completo silencio.

No es un secreto que el Vaticano tiene uno de los archivos históricos más grandes del mundo, con alrededor de 150.000 documentos, por lo que los ufólogos están muy entusiasmados con la posibilidad de tener un acceso parcial.

Pero deberíamos recordar que el Vaticano no es va a revelar secretos importantes sobre el fenómeno OVNI, al menos, por el momento.. Ya que en la conferencia se comentó la idea de “evangelizar a los aliens”..

Por supuesto, las cosas podrían cambiar si los científicos confirman el origen extraño de la señal de radio del espacio exterior que se repite a intervalos regulares cada 16 días.. ¿No crees?

VER TAMBIÉN ▶ Formamos parte de un zoo galáctico y la Tierra es “nuestra jaula” (Video)

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here